Colsubsidio

SINDICATOS

La gestión de asuntos colectivos en el entorno actual

LA GESTIÓN DE ASUNTOS COLECTIVOS EN EL ENTORNO ACTUAL

Acrip realizó el pasado 14 de agosto la Cumbre Laboral 2018, un evento para actualizarse sobre la gestión de RR.HH. en temas legales. Uno de los temas que se abordó fue la gestión de asuntos colectivos, como los sindicatos desde Gestión Humana. Estas fueron las conclusiones.

Acrip realizó el pasado 14 de agosto la Cumbre Laboral 2018, un evento para actualizarse sobre la gestión de RR.HH. en temas legales. Uno de los temas que se abordó fue la gestión de asuntos colectivos, como los sindicatos desde Gestión Humana. Estas fueron las conclusiones.

La asociación de Gestión Humana Acrip Bogotá realizó su primera Cumbre Laboral el pasado 14 de agosto. A este importante evento acudieron diferentes expertos sobre asuntos laborales, quienes analizaron la situación de los sindicatos en las organizaciones y cómo debería ser la relación del área de Recursos Humanos con estos colectivos.

Para empezar es necesario saber que los sindicatos son un grupo de colaboradores que se unen para trabajar por asuntos colectivos como los beneficios y las condiciones laborales, con el fin de llegar a un acuerdo con el empleador.

Según el panorama actual colombiano, una organización puede tener varios grupos sindicatos y una sola persona puede estar al mismo tiempo en más de uno. ¿A qué se enfrentan las organizaciones con este fenómeno?

“Hay que entender que el mundo está cambiando en múltiples formas y también la manera en cómo las personan se relacionan. Eso lo vemos en distintos aspectos de la vida social, por ejemplo en los colegios, en la familia y por supuesto, en la esfera laboral; sin embargo, nos han enseñado que la idea es poderse adaptar a los diferentes cambios y cuando derrocaron la norma que permitía afiliarse a un solo grupo sindical, el ejercicio responsable de esta afiliación se vio afectado”, explicó Jairo Burgos, Abogado de la Pontificia Universidad Javeriana, especialista en derecho laboral y director de Talento y Talante.

También le puede interesar: el glosario para el Gerente de RR.HH. de la nueva era.

 

Esto se traduce en que ahora, organizaciones como el INPEC, tienen más de 90 sindicatos y las personas que están afiliadas en varios de estos, pueden votar todas las veces posibles en los pliego de peticiones. Una situación que si no se maneja de manera adecuada desde las áreas de RR.HH. puede afectar la relación con los interlocutores, porque no hay claridad sobre quiénes son los verdaderos representantes, además de que se evidencia una figura ilegitima de aprovechamiento y un detrimento del bienestar colectivo.

¿Cómo evitar que los sindicatos y las multiafiliaciones sean perjudiciales para la compañía?

“Lo que necesitamos en la práctica es adaptarnos y administrar las relaciones laborales en un mundo de completa incertidumbre, teniendo siempre presente la justicia social, que es la finalidad del derecho laboral y el equilibrio de las relaciones laborales, con la claridad de que si las cosas no están funcionando bien, hay que corregirlas”, afirma Burgos.

Si esto no se puede lograr vía legislativa, Gestión Humana debe actuar como operador de la justicia en las relaciones laborales para cumplir el mandato del artículo 1 del Código Sustantivo del Trabajo (lograr justicia en las relaciones que surgen entre empleadores y trabajadores, dentro de un espíritu de coordinación económica y equilibrio social).

Lea: puntos claves para atacar el bajo rendimiento en la compañía.

 

Después de tener esto claro se puede hacer frente a las diversas situaciones, corriendo el riesgo de equivocarse, pero teniendo un norte claro de que se puede frenar el caos que no contribuye ni al fortalecimiento de la empresa, ni a los de los sindicatos y muchos menos, al de un país que necesita mejores escenarios en temas laborales.

A las organizaciones les corresponde tomar la iniciativa y nivelar las relaciones laborales, pensando en para dónde va el mundo y para dónde van esas relaciones que se están construyendo. Para esto, hay que ser muy pragmático, por ejemplo, definir quién es el sindicato representativo y negociar con él, a los demás someterlos al trámite legal de los arbitramientos, no se puede desgastar la empresa a eso, así no se puede negociar”, añade el experto.

En video: empresas sociales, el reto de RR.HH. en el 2018

 

En conclusión, se observa que en Colombia existe un miedo al principio de la economía sindical, se suele pensar que son intocables y este es un pensamiento equivocado. Hay que promover el gobierno corporativo en los sindicatos y al mismo tiempo, preocuparse por educarlos, definir líderes y revisar prácticas de gestión del talento para entender por qué las personas se están refugiando en ellos y cambiar prácticas internas en caso de que sea necesario.

¿Le interesa conocer más acerca de Gestión Humana en las organizaciones? Entérese de todo lo que necesita suscribiéndose aquí.