Marzo 5 de 2019

Las nuevas generaciones son las más preparadas académicamente y esto va más allá de los títulos profesionales. Plataformas como Udemy, Coursera o Platzi están cambiando la manera en cómo se deben evaluar las hojas de vida.

Antes de entender por qué son cada vez más las empresas a las que no les importa el título sino el conocimiento de las personas, es necesario que conozca que según el Ministerio de Educación Nacional de Colombia existen tres modalidades de estudio:

 

  • El estudio formal: es aquel estudio por el cual se pueden adquirir títulos de técnico, tecnólogo, profesional, magister, doctor o especialista.
  • El estudio informal: son cursos de menos de 160 horas que sirvan para actualizarse o perfeccionar cualquier área de estudio. En esta categoría solo se pueden emitir certificados de asistencia.
  • La formación para el trabajo y el desarrollo humano: esta modalidad antes era conocida como la “no formal”, tiene una duración mínima de 600 horas y debe tener el 50% de ese tiempo dedicado a la formación práctica, no importa si es presencial o a distancia. Sobre este último nos detendremos.

 

En Colombia existen 3.617 instituciones dedicadas a esta última modalidad y solo 62 universidades entre públicas y privadas, así que no es de sorprender que más y más personas estén agregando a sus hojas de vida este tipo de formación, de hecho, el fundador de Platzi ha asegurado que el 80% de los graduados, después de aprobar una carrera de Platzi, “consiguen un mejor empleo o un mejor salario donde ya trabajan”. Ahora bien, ¿cómo afecta esto al momento de realizar la selección de personal?

Le recomendamos: La innovación también es una tarea del equipo de recursos humanos

El proceso puede verse afectado en doble vía; el reclutador ahora puede solicitar habilidades muy específicas. El plus de este tipo formación es permitir que las personas se actualicen permanentemente mediante ofertas académicas pertinentes a su entorno laboral, así pues, se podrá reclutar talento humano que puede o no, tener un estudio formal de base, pero sí conocer a la perfección el manejo de cierto software o estrategia de marketing.

Por otro lado, puede ocurrir que en el proceso de selección el reclutador encuentre este tipo talento. Cuando este sea el caso es importante solicitar los certificados que emita la institución, pues como vimos más arriba dependiendo la modalidad de estudio el título otorgado será diferente. Otra buena práctica al recibir estas hojas de vida, es entender de qué trata el curso que ha tomado esta persona, esto se logra yendo al pensum del programa, así puede saber las habilidades específicas que tiene la persona y si son las necesitadas para el empleo.

Le recomendamos: Realidad virtual, un nuevo uso de la tecnología a favor de los equipos de recursos humanos

Empresas como Amazon, Google, Whole Foods, entre otras ya reconocieron este panorama y los empleadores ya no solicitan que los aplicantes tengan carrera profesional. Las áreas en las que las empresas están encaminando esta transformación, en su mayoría son: IT, mercadeo y diseño. A medida que las empresas se modernizan requerirán nuevos perfiles, la buena nueva es que la oferta académica no se está quedando atrás.

¿Usted tiene estos perfiles en su organización? Compártanos su experiencia en Facebook y LinkedIn. Regístrese y permanezca actualizado.

 

También le puede interesar