Julio 10 de 2017

En Colombia, de acuerdo con el primer ranking de equidad de género corporativo liderado por el Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA) y Aequales (organización que promueve el empoderamiento laboral de las mujeres), las 10 compañías más representativas en equidad de género son: 3M, Johnson & Johnson, CitiBank, Compañía Nacional de Chocolates, Hewlett-Packard, OldMutual, Codensa, KREAB y Emgesa.

Reconocimiento que obedece a las prácticas equitativas que implementan. Por ejemplo, equidad salarial, contratación de mujeres para cargos directivos, condiciones especiales para las colaboradoras en gestación y lactancia, talleres sobre diversidad e inclusión laboral y programa de desarrollo de mujeres líderes.

Dichas organizaciones se caracterizan por hablar de equidad, por defender la importancia de la diversidad en el sector empresarial y se interesan en tener una fuerza laboral libre de sesgos. Sin embargo, aunque mujeres y hombres cuentan con las mismas facultades y destrezas para desarrollarse en un entorno empresarial, todavía falta mucho para cerrar las brechas de género.

Para María Adelaida Perdomo, cofundadora de Aequales Colombia, las empresas que le apuestan a la equidad obtienen beneficios en diferentes áreas, entre ellas en marketing, cultura organizacional y productividad. Esta afirmación la respaldan estudios realizados por organizaciones como Catalyst, McKinsey y el Instituto de Economía Internacional Petersen las cuales han arrojado lo siguiente:

– Las organizaciones que tienen mujeres en posiciones de liderazgo son 26% más rentables.

– El 80% de las decisiones de compra en el mundo las toman las mujeres.

– Las compañías con mujeres en cargos directivos tienen menos riesgo de vivir casos de corrupción, de caída en la bolsa y de sufrir una crisis.

– Presentan mayores índices de innovación, colaboración y comunicación y los recursos se aprovechan mejor.

¿Cómo promover la equidad desde la gerencia en tu organización?

Aunque el estudio del CESA y Aequales reveló que la inclusión en los diferentes niveles de la escala laboral promueve mejores prácticas para los colaboradores, en promedio, tan solo el 33 % de las posiciones de liderazgo en las compañías colombianas son ocupadas por mujeres.

Para terminar con esta brecha y favorecer la dinámica empresarial, María Adelaida Perdomo sugiere tres prácticas a implementar:

1. Medir por género todas las acciones que emprende la organización. Por ejemplo, cuántas mujeres y hombres se capacitaron, cuántas mujeres y hombres ascendieron, cuánto ganan las mujeres y cuánto los hombres, del total de los empleados cuántos son mujeres y cuántos hombres, etcétera. Indicadores que dependen de diferentes aspectos, entre ellos el tipo de actividad económica que realizar la organización

2. Entrenar a las personas que toman las decisiones en la compañía para evitar caer en sesgos. Específicamente para combatir prejuicios sobre los minorías como los afrocolombianos, los indígenas, e incluso las mujeres, y que sin darnos cuenta pueden llevan a incurrir en prácticas discriminatorias que no permiten tomar decisiones objetivas.

Este entrenamiento ayuda a conseguir un cambio de mentalidad en los líderes y se puede aplicar en los procesos de selección y así elegir a una persona por sus capacidades sin importar su género, edad, o color de piel.

3. Ponerse metas que lleven hacia la equidad, ya que la diversidad en una organización no sucede de forma fortuita. Por eso, es vital fijarse cuántas mujeres se contratan o cuántas ascienden, entre otros objetivos.

En la empresa 3M, por ejemplo, tienen equidad salarial y un 50% de su Junta Directiva son mujeres. Por otra parte, la Compañía Nacional de Chocolates cuenta con condiciones especiales para las trabajadoras que están en gestación y lactancia. Mientras que, en Hewlett-Packard tienen un programa de empoderamiento de mujeres; y en Emgesa realizan talleres de sensibilización en género.

Erradicar los estereotipos y fomentar una cultura de inclusión en las organizaciones, es un camino para generar la igualdad y promover un mayor sentido de pertenencia entre los empleados. Un beneficio en doble vía, pues se traduce en mayor productividad y mejores resultados.

¿Te gustaría conocer qué aportes traería a tu empresa la diversidad? Regístrate AQUÍ y conoce cómo puedes hacer de la equidad una fórmula de éxito para tu organización.

También le puede interesar