Junio 23 de 2017

Una organización que quiera innovar debe tener procesos de selección enfocados en reclutar personas creativas. Te damos algunas claves para identificar a ese colaborador que le dará un valor agregado a la compañía.

Se suele asociar la creatividad con trabajos u oficios relacionados con el diseño, la literatura, la música y otras artes, pero lo cierto es que cada vez más se revalúa esa noción. Sobre todo cuando surgen iniciativas como las start-ups, que precisamente surgen de una chispa creativa que busca dar solución a una necesidad en determinada sociedad.

Por eso, independientemente de la naturaleza de la empresa, se recomienda tener personas creativas en el equipo de trabajo porque estas contribuyen a nuevos proyectos, buscan soluciones a problemas y generan propuestas que responden a las necesidades de las empresas.

Es importante evaluar si dentro de la organización se encuentran personas que cumplan con estas características. Para hacerlo, se puede realizar un análisis de cualidades que evalúen, por ejemplo, cuánta motivación tienen los colaboradores por aprender, indagar e investigar, si son flexibles y tienen ganas de asumir nuevos retos y situaciones y, sobre todo, qué tan comunicativos y empáticos son con sus demás colegas y compañeros de trabajo.

Este análisis se puede aplicar al momento de entrevistar candidatos externos. Puedes hacerlo a través de un cuestionario o durante la entrevista verbal. Ten en cuenta que el contenido del cuestionario o las preguntas que se planteen dependerán de las necesidades que tenga la empresa y es por eso que Recursos Humanos debe tener claro por qué la organización necesita una persona con estas características.

Es importante que se planteen problemas ‘reales’ para identificar cómo los candidatos ofrecen soluciones innovadoras a estos. Y ser abierto a las posibles respuestas que surjan, que pueden estar o no alineadas con los procedimientos de la empresa.

 

Si estás buscando personal creativo para la organización es importante que conozcas las características y los factores que los definen. Por ejemplo, las personas creativas suelen ser dinámicas, participativas e inquietas por conocer las últimas tendencias en sus diferentes áreas.

Una vez se encuentra esa persona que genera ideas innovadoras y creativas para la organización o que se conforma un equipo enfocado en estas tareas es importante mantener su motivación a través de nuevos proyectos, tareas o retos.

 

Lo anterior debe ir de la mano con una constante capacitación y valoración por el trabajo que se realiza. Y eso incluye darles las herramientas necesarias para el desempeño de sus labores y retos constantes. Por ejemplo, a través de diplomados, webinars, blogs especializados y cursos presenciales o en línea. Esto los mantiene motivados y afianza su compromiso con la organización, que se traduce en procesos más efectivos y en mayor productividad.

Guía desarrollada bajo la asesoría de Luzmila Calderón, socia consultora de L&L Talento Humano Consultores SAS.

Síguenos en Facebook, estamos como Revista Capital Humano y únete a la comunidad que conoce ‘El valor de compartir’.

También le puede interesar