Febrero 12 de 2018

En una organización, se debe tener claro que al aplicarse la licencia de maternidad, las mujeres estarán ausentes de la vida laboral entre cuatro meses y medio o hasta cinco, en caso de que pidan vacaciones. Al ser un tiempo extenso, es recomendable que el área de Gestión Humana se preocupe por acogerlas, guiarlas y acompañarlas en su regreso, creando políticas acordes a ello.

En Roche, por ejemplo, las mamás regresan al trabajo de forma gradual. Es decir, que cada una elige entre trabajar 8 horas durante cuatro días a la semana o incrementar gradualmente las horas de trabajo (de 5 a 7 horas diarias), durante el primer año de vida del bebé.

Además, les permiten hacer teletrabajo algunos días a la semana; les dictan charlas de salud y nutrición, talleres de crianza y de bienestar familiar y tienen a su disposición servicios de guardería para los pequeños.

Por otra parte, en el Grupo Semana “cuando la madre se reintegra a la compañía, se hace una reinducción al cargo por parte del líder inmediato, quien tocará temas del área que hayan cambiado durante el tiempo de licencia y aspectos importantes sobre seguridad y salud en el trabajo”, explica Paola Andrea García, directora de Gestión Humana de esta organización.

Actualmente, en dicha organización se encuentran adecuando una zona de lactancia para que las mujeres puedan extraer la leche materna y guardarla para su bebé; también se les dan 4 horas libres a la semana para que tengan espacio para compartir con él. Le puede interesar: Zonas de lactancia: un apoyo necesario en las organizaciones.

Lo anterior, con el objetivo de que “se sientan nuevamente integradas a la cultura de la compañía y no se desliguen de su familia y su hijo (a)”, agrega García.

Además de los beneficios que cada una de las empresas les otorga a sus empleadas, la ley Colombiana las protege durante su período de lactancia -hasta cuando el bebé cumpla 6 meses-. Así, no podrán ser despedidas sin justa causa, se les concederán dos descansos de 30 minutos -cada uno dentro de la jornada laboral- (según el Artículo 238 del Código Sustantivo del Trabajo) y la organización estará obligada a conservar su puesto de trabajo durante los descansos remunerados a los que tienen derecho por maternidad o licencia por enfermedad a causa del embarazo o parto (Sentencia T-256/16).

“Más allá de la obligación legal, el área de RR.HH. debe facilitar a la madre trabajadora su reincorporación al cargo, ofreciéndole oportunidades para readaptarse a sus labores (información y capacitación) y para atender adecuadamente sus deberes como madre (equilibrio entre lo laboral y lo personal), de manera que se sienta acompañada por su empleador y, en esa forma, profundice su compromiso y aumente su productividad”, afirma Jairo Burgos De la Espriella, consultor en estrategia, gestión humana, cambio organizacional y manejo de conflictos en Talento & Talante. ¿Cómo se desarrolla este proceso en su organización? Cuéntenoslo a través de nuestras redes sociales Facebook y LinkedIn.

También le puede interesar