Mayo 29 de 2018

Hay quienes piensan que la transformación digital es una moda y que solo los jóvenes podrán afrontarla de la mejor manera, pero esto no es del todo cierto; en este proceso de cambio están involucradas diferentes generaciones, entre ellas la de los Baby Boomers (personas nacidas entre 1946 y 1964), colaboradores que también suman valor a este proceso.

¿Por qué? Son personas que han vivido diferentes cambios, como la llegada de la televisión, los celulares y el internet, y han aprendido a evolucionar con ello. Por eso no hay motivo para temer por el futuro de los más adultos en la organización, al contrario, se debe aprovechar su capacidad de adaptación a las nuevas tendencias y la experiencia que han tenido con ellas para potencializar el proceso de transformación digital que atravesará la compañía.

“La sabiduría y la experiencia implican el reconocimiento de patrones. Y cuanto más grande es una persona, más patrones ha visto. Me encanta el viejo refrán: “Cuando se muere un anciano, es como si se hubiera quemado una biblioteca”. En la era digital, las bibliotecas –como los ancianos– no son tan populares como antes, pero la sabiduría nunca pasa de moda”, explica en Harvard Business Review, Chip Conley, asesor estratégico de hospitalidad y liderazgo de Airbnb y director de Estrategia de Everfest.

Francisco Murillo, presidente ejecutivo de Sura Chile expone en la página Grandes Empresas, que efectivamente se trata de individuos que son capaces de “ponerse al día y adaptarse a los avances; sin embargo, es importante desarrollar un trabajo más focalizado en la capacitación, para poder disminuir las barreras frente a la tecnología”.

De acuerdo con eso, el área de Recursos Humanos debe reconocer a los Baby Boomers que pertenecen a su empresa y evaluar qué tan afines son a la digitalización. Esto se puede realizar a través de entrevistas, encuestas y evaluaciones de desempeño. Le recomendamos medir el engagement de los colaboradores por la organización.

Después de ello, se debe pasar a la siguiente etapa: la integración de esta generación a la transformación digital. Para hacerlo se recomienda:

  • Asignar líderes de transformación que asesoren a quienes más lo necesiten. En esta etapa del proceso se puede aplicar la tendencia del Reverse Mentoring, que consiste en que el joven le enseña al más adulto. De esa manera, se rompen barreras generacionales y se reducen gastos en formación. Conozca más sobre esta tendencia aquí.
  • Hacer atractivo el proceso a través de la gamificación. Esta estrategia propone influir de manera positiva en los colaboradores a través del juego y actividades lúdicas.
  • Brindar clases online flexibles. Se está hablando de digital y por eso mismo la manera de aprender a manejar herramientas y familiarizarse con este mundo tecnológico es accediendo a este. Debe haber una previa capacitación sobre su uso para que luego el colaborador utilice las herramientas por iniciativa propia y a su ritmo, de esta forma explorará y conocerá más estos entornos. Eso puede ir acompañado de un tutor virtual que resuelva sus dudas.

Recuerde que todo proceso debe estar acompañado de comunicación constante para que las personas encuentren el verdadero sentido del cambio. También es importante que les cuente sobre los beneficios de la digitalización de los procesos, por ejemplo, poder teletrabajar, metodología que puede ser nueva para muchos Baby Boomers, pero que les facilitará compartir más tiempo con su familia. Le puede interesar: Comunicación, la clave de un proceso de transformación digital exitoso.

“Enfocarse en entregar ciertas facilidades para los Baby Boomers, como la flexibilidad horaria, los programas de formación específicos en temas de tecnología, la armonización de beneficios y la no discriminación, son un beneficio para las empresas. Ya que así, suman diversos puntos de vista, opiniones y experiencias a los procesos, generando soluciones más completas y con un carácter más integrador”, concluye Murillo.

Cada colaborador le da un valor agregado a la organización. Los Millennials aportan pensamientos disruptivos a los procesos, por ejemplo, mientras que los Baby Boomers son quienes tienen mayor sentido de pertenencia, experiencia, lealtad, capacidad para manejar y resolver problemas, entre otras habilidades que serán cruciales al momento de llevar a cabo la transformación digital de una organización.

¿En su compañía se están transformando digitalmente? Si la respuesta es sí, ¿cómo ha sido el manejo de las diversas generaciones de la compañía en el proceso? Cuéntenos a través de Facebook y LinkedIn. Asesórese también en más temas sobre tecnología suscribiéndose en nuestra comunidad.

También le puede interesar