Diciembre 10 de 2018

Le contamos sobre las principales dificultades de un directivo que no se relaciona con sus colaboradores y el efecto que esto puede traer sobre el clima laboral de la organización.

El directivo tiene dos roles en la organización, el de empleado que tiene que cumplir con ciertas responsabilidades y el de jefe que tiene que liderar un equipo, supervisar las actividades de los demás colaboradores que están subordinados a él y establecer relaciones saludables. Sin duda, la primera tarea de jefe colaborador es más simple porque depende de él mismo, pero liderar un equipo, implica destrezas adicionales a las técnicas: las interpersonales.

De ahí viene la importancia de conocer la forma en que un directivo interactúa con el resto de su equipo, ya que el modo en que lo haga determinará en gran medida el bienestar del clima laboral de la organización y la productividad de su equipo.

También le puede interesar: Gestione adecuadamente los flujos de trabajo antes de salir a vacaciones

Este punto lo menciona un estudio de la Universidad Manuela Beltrán sobre el rol del jefe en la organización: “En el mundo laboral, la forma en que los miembros de una organización interactúan marca el ambiente que se respira dentro de ella. El tipo de relación que creen los jefes con sus colaboradores es determinante en el éxito o fracaso de una organización. Si entre jefe y colaboradores se crea una relación sinérgica, esa conexión facilitará el compromiso y motivación del grupo y por consiguiente, el logro de los objetivos”.

En este caso, la pregunta que debe hacerse desde el área de recursos humanos sería la siguiente: ¿Cuáles son las habilidades de un directivo para no caer en el rol de jefe pasivo? El mismo estudio de la UMB menciona varios puntos, entre los que están, las habilidades generales y específicas de un directivo, que servirán para afrontar las diversas situaciones a las que se enfrenta en su cargo.

En video: La lingüística en el liderazgo

Entre las habilidades generales, vale la pena que tenga en cuenta estas tres habilidades generales: la destreza técnica, que tiene que ver con la capacidad de usar el conocimiento técnico y los métodos en la comprensión de la industria en la que se desempeña, el conocimiento de los procesos de la organización para la que trabaja.  La habilidad conceptual, donde intervienen elementos como la capacidad mental para analizar y diagnosticar situaciones complejas; por último, la que más nos interesa en este artículo, la habilidad interpersonal, que es donde algunos directivos con un excelente desempeño técnico y conceptual fallan. Hace referencia a entender, enseñar, motivar, trabajar en equipo, delegar y comunicar asertiva y constantemente.

Identificar en cuáles de estas habilidades anteriormente mencionadas está fallando el directivo, es el primer paso para que pueda desarrollarlas.

Lea aquí: Un sueldo justo, ¿Cómo calcularlo?

Por otro lado, es importante establecer límites en la relación jefe-empleados, estos tienen que ver con no tercerizar las obligaciones que corresponden únicamente al directivo, como tampoco, mantener un control permanente sobre los colaboradores, encontrar un punto intermedio es la clave. Tenga en cuenta que una relación con límites establecidos tienen ventajas para las tres partes: directivo, colaborador y organización.

La revista académica especializada en temas empresariales Universia Business Review habla de este aspecto en un estudio sobre: Cómo afecta la relación del empleado con el líder a su compromiso con la organización:  “Las investigaciones desarrolladas han demostrado que los empleados que mantienen relaciones de buena calidad con sus jefes obtienen mayores niveles de rendimiento, de satisfacción y de compromiso desarrollando comportamientos extra rol (más allá de las obligaciones estrictas del puesto) y tienen menor intención de abandonar la organización”.

Si le gusto este contenido y quiere conocer más acerca de temas de actualidad en gestión del talento humano, suscríbase a nuestra comunidad de Capital Humano que le puede ayudar a mejorar en este aspecto en su organización.

También le puede interesar