Febrero 6 de 2018

Los reportes integrados surgieron tras constatar “que los reportes de sostenibilidad no estaban logrando articular adecuadamente las interacciones entre las diferentes áreas para generar valor al corto, mediano y largo plazo”, explica Marcela Romero, directora general de BSD Consulting, firma entrenadora certificada en reportes integrados.

Este reporte, “además de mostrar la información financiera, nació para dar una visión sobre el modelo de negocio, la estrategia, perspectivas y riesgos y oportunidades a los que se enfrenta la organización para conducirlo a la creación de valor sostenible”, agrega la Asociación Española para la Calidad (AEC).

Los usuarios finales de estos reportes son los “proveedores de capital” (los inversionistas o la banca). También, aquellos que quieren entender los riesgos y oportunidades de la organización y analizar cómo le puede aportar a sus negocios.

La manera en la que se plantea el reporte ayuda a que se salga de la dinámica tradicional de revisar las rentabilidades a corto plazo, para entender cómo la empresa se puede sostener en el tiempo con una adecuada gestión de todos los capitales: financiero, industrial, intelectual, social y relacional, humano y natural.

En estos últimos se evidencia el papel de Recursos Humanos, pues el Capital Humano, se incluye en el reporte explicando cómo el área aportó a la estrategia de negocio y se integró con los demás capitales, al hacer uso de las capacidades y experiencias de las personas, sus motivaciones para innovar y su alineación y apoyo al el marco de gobierno, entre otros.

Es importante revisar cómo se está gestionando el capital humano y su interacción con los demás capitales para que -en caso de que no esté funcionando- se pueda actuar y corregir a tiempo. Esto permite una alineación estratégica, trabajar en pro de los mismos objetivos y sensibilizar a las diferentes áreas sobre el impacto de su trabajo que va más allá de lo operativo.

Dependiendo del objetivo de la organización, se hace mayor énfasis en unos capitales que en otros. Sin embargo, la parte humana siempre será un eje transversal.

No existe un proceso estandarizado pero, a grandes rasgos, es esencial que “primero se haga una reflexión estratégica sobre el modelo de negocio. Luego, un análisis de cómo se está generando o no valor a ese modelo, qué capitales son los actores principales para lograr los objetivos y cómo conectan entre ellos. Después de esto, se hace la recolección de información y se consolida el reporte”, agrega Romero.

Migrar a esta forma de presentar los resultados de la organización “mejora la calidad de la información disponible, la rendición de cuentas y la administración de áreas mientras promueve el entendimiento de sus interdependencias”, enfatiza el Marco Internacional de Reporte Integrado.

El reporte integrado no se trata solo de un nuevo modelo para presentar informes, sino de un método que muestra el trabajo de Talento Humano como pieza fundamental del engranaje que hace operar a cualquier organización, en conjunto con los otros capitales que suelen tener mayor visibilidad y protagonismo a la hora de mostrar balances y resultados.

Conozca más información sobre esta nueva tendencia aquí y regístrese en nuestra base de datos para recibir otros temas de actualidad útiles para su organización.

También le puede interesar