Julio 6 de 2018

Si la felicidad de sus colaboradores es una de sus prioridades, ¿debería tener un cargo enfocado exclusivamente en garantizarla o puede convertirse en un costo innecesario e imposible de justificar? Le ayudamos a responder a esta pregunta.

Los directivos suelen pensar en rentabilidad, números y productividad, pero ¿cómo se logra esto? A través de las personas. De ahí la importancia de preocuparse por su bienestar y felicidad, por eso, son cada vez más las compañías que están incluyendo en su organigrama al Chief Happiness Officer.

“Su labor consiste en lograr que las personas produzcan al máximo, pero antes de estar presionando a los colaboradores, se preocupan por escucharlos y ver qué herramientas les hacen falta, qué insumos necesitan para hacer efectivo su trabajo, cómo capacitarlos y cómo la vida personal los puede afectar a nivel profesional. En resumen, es un enlace entre los empleados y la organización”, así lo explica Arturo Villegas, conferencista Internacional, experto en temas de Gestión Empresarial y creador del curso ¿Cómo crear una gerencia de felicidad?

Así es la mejor empresa para trabajar según Great Place to Work.

 

¿Por qué es importante este rol en la compañía?

Un Chief Happiness Officer se preocupa por cuidar a las personas para que estas entiendan que son importantes para la compañía y den lo mejor de sí, sean más leales y aumenten su sentido de pertenencia.

“Hoy ocurre que las empresas quieren el compromiso de la gente a punta de dinero y están equivocados, porque así no se tienen soldados sino mercenarios, es decir, colaboradores que ‘se venden al mejor postor’ y se van de la empresa porque les ofrecen 10 dólares más, todo porque no se logra un vínculo emocional con la gente”, afirma Villegas.

También le puede interesar: Happyshifter, el colaborador que busca ser feliz en su trabajo.

 

¿Quién puede ser un Chief Happiness Officer?

Es ideal que sea alguien a quien le guste desarrollar talento y le guste estar en permanente contacto con las demás personas. También debe tener la capacidad de desarrollar al máximo el potencial de los colaboradores, por lo general esta persona se ha dedicado al área de Recursos Humanos.

La felicidad y el bienestar en Alquería

En Alquería no existe precisamente el cargo de Chief Happiness Officer, sin embargo, han simulado perfiles similares para que la experiencia del colaborador en la organización sea gratificante.

Así es como el presidente de esta organización, Carlos Enrique Cavelier, decidió llamarse Coordinador de Sueños y tener la función de abrir la puerta mental para que todos los colaboradores de la compañía pudieran crecer en lo personal y en lo profesional; para que todos puedan realizar y cumplir sus metas, al hacer parte de Alquería.

Lea: bienestar, una apuesta que no pasa de moda.

 

“Siendo Coordinador de Sueños he entendido la realidad de todos los colaboradores. Es muy gratificante acompañar sus propósitos, porque son finalmente ellos quienes los hacen realidad. Es así como día a día intentamos transformar la vida de las personas, a través del amor, el ingenio y las cosas bien hechas”, cuenta Cavelier.

Esto porque considera que “las empresas están llamadas no solo a crear un valor económico, sino a crear un valor emocional y ahora más que nunca, social. Actualmente, las organizaciones han entendido que los colaboradores son más productivos cuando están directamente involucrados en la toma de decisiones. Con altas jerarquías la gente no se expresa de la misma manera”.

En video: así es el balance entre los beneficios y la productividad de los empleados de Unilever.

 

Los beneficios de preocuparse por las personas

Según Cavelier, “Alquería no es una compañía, sino una familia; es por eso que se promueve el trabajo en equipo y se empodera a los colaboradores para incentivar el sentido de pertenencia. Contar con empleados que puedan tomar decisiones, soñar, priorizar sus propósitos, hace que los buenos resultados se vean reflejados en el éxito de la compañía”.

Ver que el éxito de la compañía está sujeto al bienestar y felicidad de las personas, permite que desde el área de Recursos Humanos se inviertan más esfuerzos por satisfacer a los colaboradores. Gerencia de felicidad, Chief Happiness Officer, coordinador de sueños o como lo quiera denominar, al final, no es la etiqueta que se le dé al cargo sino la funcionalidad que este tenga y la conciencia que se puede generar en la alta gerencia sobre los beneficios de su aplicación al interior de la compañía.

Conozca más temas que le ayudarán a gestionar su talento de la mejor manera suscribiéndose a nuestra comunidad.

También le puede interesar