Febrero 19 de 2018

“Hay cuatro factores que pueden generar presión en la alta gerencia: el cumplimiento de metas (especialmente dada la situación económica por la que está atravesando el país), las situaciones inesperadas, no contar con los talentos o recursos necesarios y tener que tomar decisiones en situaciones en las que no se cuenta con toda la información”, expone Katia Zuluaga, Gerente de People and Organization de PricewaterhouseCoopers (PwC), una de las firmas consultoras más grandes del mundo.

Para evitar que estas situaciones se conviertan en un tema difícil de llevar para los directivos, el área de Recursos Humanos debe ayudarlos a tomar decisiones. Se recomienda implementar procesos de coaching en los que se les explique que no todo saldrá perfecto siempre; mientras se genera una cultura al interior de la organización para hacerles ver a las personas que está bien correr ciertos riesgos aunque en algunos casos no lleven directamente al resultado esperado.

Por ejemplo, “un ejecutivo financiero debe tomar riesgos en cuanto a las inversiones, 4 de 5 intentos le salen bien; eso implica que perdió 20 millones pero ganó 80. Es decir, que aunque no todo se dio de la manera esperada, los resultados fueron muy buenos”, explica Zuluaga.

Otro tema importante a tratar con ellos es el de las redes de apoyo, los altos directivos deben hablar con otras personas del campo para entender cuándo se debe priorizar, delegar o pedir asesoría, situaciones por las que puede atravesar una persona que asume estos cargos.

Sin embargo, no es una tarea fácil, los gerentes de Recursos Humanos deben demostrarles a los ejecutivos la importancia de su labor y que generando una buena relación entre ambas partes se les puede ayudar a sobrellevar la presión.

“Gestión Humana debe conocer a sus empleados para así entender sus debilidades, falencias y personalidades; con base en esto, puede convencerlos de la importancia de la comunicación, de los procesos de coaching para aprender técnicas que les permitan afrontar las situaciones y de la preparación para enfrentarse a situaciones que se puedan presentar en el futuro”, afirma Diana Garcés, directora general de Psicotec Colombia SAS, consultora en Recursos Humanos.

Asimismo, se deben hacer talleres del buen manejo del tiempo, que muchas veces por tener reuniones de última hora y temas por atender, se deja de lado. Entre las acciones está delegar tareas, supervisar a los equipos y realizar una planificación de las actividades, para evitar retrocesos o que algunas responsabilidades se queden sin cumplir.

Preocupándose por este aspecto las organizaciones estarán más tranquilas y tomarán decisiones asertivas. “Cuando la persona tiene más herramientas se puede avanzar más fácilmente en los temas que antes eran más difíciles de resolver”, concluye Zuluaga.

En Capital Humano les damos tácticas a los gerentes de Recursos Humanos para que puedan gestionar mejor su talento. Suscríbase aquí y conozca más sobre nuestra comunidad.

También le puede interesar