Septiembre 18 de 2018

La vida de políticos, empresarios y artistas está dentro de las páginas de los libros que hacen parte de esta lista que seguramente lo inspirará en su ejercicio como líder.

Todos los días deberíamos procurar ser mejores que el día anterior, para hacerlo nos podemos apoyar de lecturas, películas y modelos a seguir. En esta ocasión, hicimos un listado de cuatro biografías de líderes que podrían inspirarlo a nivel profesional y/o personal.

  1. Los sueños de mi padre, de Barack Obama

El expresidente de Estados Unidos fue indiscutiblemente un ejemplo de liderazgo. En su Gobierno se caracterizó por ser conciliador, no protagonizó ningún escándalo; al contrario, era calmado y respetuoso de la ley, mantenía la compostura a pesar de sentirse presionado y mejoró la imagen de Estados Unidos a nivel mundial.

Obama procuraba hablar en plural, esto significa, que en lugar de decir “yo hice”, “yo quiero”, hablaba de “nosotros”. Este punto es fundamental porque de la manera en que se comuniquen los líderes, dependerá la reacción y la manera de actuar de los colaboradores, en el caso de las organizaciones.

Según el blog de City Express Hoteles, “un estudio del College of Saint Benedict de Minnesota arrojó que Barack Obama, presenta los siguientes rasgos en su perfil: ambicioso, seguro de sí mismo, ligeramente dominante, cooperativo, comedido, afable, entre otros”.

También le puede interesar: el glosario del gerente de Recursos Humanos de la nueva era.

 

  1. Yo soy Malala, de Malala Yousafzai y Christina Lamb

Esta joven pakistaní y ‘Nobel de Paz en 2014’, demuestra que no es necesario tener muchos años de experiencia para marcar la diferencia a través del liderazgo. A sus 21 años, existen muchas cosas que Malala tiene para enseñar a los ejecutivos de hoy, como no darse por vencidos, a pesar de los tropiezos.

La vida de Malala no ha sido fácil, a sus 15 años fue víctima de un atentado que puso en riesgo su vida, pero en lugar de llevarla a renunciar a su gestión, le dio más fuerza para luchar por los derechos civiles.

“Todos podemos lograr cosas grandes si nos lo proponemos. Porque aunque ella sigue siendo una chica como todas, sus ganas de cambiar el mundo le hicieron ir un paso más adelante que los demás. Depende de las ambiciones y objetivos que cada quien se plantee”, explica el portal web El Emprendedor.

Aquí puede conocer otras maneras de ser un líder ejemplar.

 

  1. El empresario que anticipa el futuro, de Ashlee Vance

La biografía del emprendedor sudafricano Elon Musk, un hombre nacido en 1971, es CEO de empresas disruptivas como SpaceX (contratista de la NASA para reconducir la Estación Espacial Internacional) y Tesla Motors (firma que lidera el mercado de los coches eléctricos de gama alta), es reconocido por sacar a ambas compañías de la quiebra y triunfar, bajo la consigna de que “si algo no está fallando, entonces no se ha innovado lo suficiente”.

Vale la pena resaltar en él algunas cualidades y visiones para tenerlas en cuenta a la hora de desempeñarse como cabeza de equipo, entre ellas están: crear empresas y procesos que tengan un impacto significativo en el mundo, así lo hizo con otra de sus organizaciones PayPal, con la que cambió la forma de realizar pagos a través de internet.

Otra de sus lecciones tiene que ver con la perseverancia y la confianza para poder transmitir seguridad y hacer que los demás también crean. Musk, por ejemplo, está convencido de que por una suma de valor determinada las personas podrán viajar a marte y aunque para muchos es improbable, él lo predice para el año 2022.

También es posible aprender de liderazgo con películas, estas son las recomendadas por Forbes.

 

  1. Ángela Merkel: la canciller y su mundo, de Stefan Kornelius

Ángela Merkel es quizás una de las mujeres más poderosas de Europa. Nació el 17 de julio de 1954 y gobierna a Alemania como canciller desde 2003, se ha caracterizado por tener una de las naciones más estables del continente y por los índices de favorabilidad en su país.

Todo esto por el liderazgo que la caracteriza: es tranquila y pragmática. “Solucionadora de problemas, prima al equipo por encima de las personas y tiene una actitud discreta: habla poco o nada de su vida personal y está más preocupada por hacer su trabajo”, explica el diario El Economista.es.

Tanto sus acciones como sus palabras son para tenerlas en cuenta y cuando menos reflexionar sobre ellas. A sabiendas que la unión hace la fuerza, lo primero que hizo fue llamar a filas a algunos de sus colegas europeos para saber cómo respiran y qué piensan al respecto. Su objetivo lo tiene claro: impedir que se repita una crisis como la actual. Es lo propio de una mujer de mundo, de Estado y de nación, que no conoce vuelta atrás, sino es para tomar carrerilla y saltar los obstáculos”, añade Víctor Corcoba Herrero, Licenciado en Derecho de la Universidad de Granada, España.

Como estos líderes, hay muchos más que pueden resultar inspiradores. Regístrese en nuestra comunidad especializada en Gerencia de Recursos Humanos, para recibir información relacionada y otros temas en tendencia.

También le puede interesar