Febrero 6 de 2018

El teletrabajo “es sinónimo de innovación organizacional, lo que supone un cambio interno y nuevas formas de relacionamiento entre jefes y empleados, por eso es necesario considerar algunos factores como el control, la productividad, los costos, la cultura organizacional, políticas organizaciones y recursos tecnológicos”, explica el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, MinTIC.

Para hacer del teletrabajo una realidad, debe existir un compromiso institucional, lo que significa que todas las partes de la organización deberán trabajar por sacar adelante la estrategia de teletrabajo. La sugerencia de MinTIC es formar un equipo para liderar el proyecto, el cual debería estar conformado por representantes del área de Recursos Humanos, el departamento financiero, de tecnología y seguridad informática, de jurídica, de la ARL contratada y un vocero de los teletrabajadores.

Este equipo debe diseñar, acompañar el proceso de implementación del modelo de teletrabajo y sensibilizar a todas las instancias de la compañía sobre el alcance que tendrá esta estrategia. Lo anterior, teniendo presente cuál es el objetivo general de la organización con dicho modelo.

Esto supone retos como: la planificación -para la cual se requiere que el equipo coordinador contemple qué recursos se necesitarán- los riesgos que conlleva, cómo se supervisará el avance del proyecto y qué políticas de teletrabajo se desarrollarán para que sea una estrategia exitosa.

Otro reto es cambiar la mentalidad de los directivos de la organización sobre cómo se les hace seguimiento a los trabajadores, el cual debe ser por cumplimiento de tareas u objetivos y no solo horarios. La recomendación es trabajar por aumentar la confianza y por ser más flexibles y, para ello, el área de Gestión Humana debe mostrarles los beneficios detrás de una estrategia de teletrabajo (tanto para el empleador como para la productividad de la empresa).

Se sabe que el aumento de la productividad es uno de estos beneficios, ya que el colaborador tiene un mayor balance entre su vida laboral y personal, reduce tiempos de desplazamiento y optimiza los tiempos de trabajo. Además, se puede llegar a reducir la rotación en la empresa y se ahorran gastos como (electricidad, agua, etc.).

Libro Blanco, el ABC del teletrabajo en Colombia, publicación de MinTIC, muestra el caso de Carvajal, empresa en donde “se ha consolidado un procedimiento que establece que hay una reunión de apertura con el jefe de área, en donde se explican las condiciones de la modalidad laboral en la organización. Se hace entrevista de ingreso y visita domiciliaria a los candidatos postulados por los jefes de Gestión Humana, una revisión de cumplimiento de condiciones de escritorio para teletrabajo, la solicitud de herramientas al área de tecnología, un entrenamiento para su uso, y por último, la firma del acuerdo de teletrabajo”.

Lo anterior, acompañado de una medición de resultado, evaluaciones cualitativas trimestrales y visitas domiciliarias de seguimiento mínimo una vez al año.

Hay que tener en cuenta que para que el teletrabajo sea exitoso deben haber equipos comprometidos y coordinados. Además, un respaldo de la alta dirección de la organización.

Si en su organización están interesados en implementar esta modalidad, MinTIC tiene una plataforma para enseñarle a dar los primeros pasos en la transformación de este modelo de trabajo. Consulte más detalles aquí y suscríbase a nuestra comunidad, en donde encontrará más información de interés sobre Recursos Humanos.

También le puede interesar