Julio 16 de 2018

Buscar un 80% de aptitudes de liderazgo tradicional y un 20% de competencias del nuevo Management puede ser la clave para encontrar los líderes que su organización necesita. Le contamos cómo funciona este modelo en detalle.

Uno de los grandes retos de la transformación digital es modificar los procesos habituales e innovar. Suena fácil, pero en la realidad no lo es, pues tanto las personas como las organizaciones están acostumbradas a lo tradicional y aplicar los modelos que siempre les han funcionado. Y aunque esto puede ser acertado en algunas ocasiones, la digitalización exige cambiar actitudes y competencias para lograr el verdadero éxito.

Lo anterior debería aplicar principalmente a los líderes, pues son ellos quienes preparan a sus equipos para las transformaciones considerando que “cambiar el modo de hacer las cosas puede causar fricciones, impactar en la toma de decisiones, dificultar el progreso y desmotivar a las personas. Así que es más importante que un buen líder sea capaz de fomentar comportamientos adecuados”, explica el estudio ‘Del directivo tradicional al líder digital’, desarrollado por Manpower Group, compañía de soluciones innovadoras de fuerza laboral.

En ese estudio se expone que los colaboradores y líderes de la organización no tienen que temer a la llegada de la transformación digital, pues si bien es importante tener un pensamiento disruptivo, la solución a este cambio no es necesariamente cambiar de plantilla.

Lea: los conceptos que le ayudarán a entender la transformación digital.

 

De ahí nace la regla 80/20, un modelo creado por Manpower Group que explica que el 80% de las competencias y cualidades inherentes que siempre han hecho de un directivo un líder eficaz, siguen siendo las mismas y están relacionadas; y el 20% restante son las capacidades que pueden aprenderse, que antes no eran tan demandadas, pero que ahora son fundamentales para los líderes modernos y futuros. Esta regla se desglosa de la siguiente manera:

80% cualidades inherentes

Un líder de transformación digital y uno tradicional deben tener como base “la brillantez (con ganas de aprender siempre), la adaptabilidad (sentirse cómodo frente a la ambigüedad, la complejidad), la perseverancia (determinación y fortaleza) y el impulso (buscar siempre el éxito)”, dice Manpower.

A esto agrega que “los líderes necesitan convertirse en ejemplo para los demás, valiéndose de experiencias diversas, puntos de vista distintos y manteniéndose abiertos a ideas innovadoras. También, deben saber qué conocimientos tecnológicos se requieren para poder transformar sus empresas con eficacia. Deben rodearse de expertos y dedicar tiempo a estar informados sobre las últimas tendencias, retos y oportunidades que afronta su organización”.

Conozca aquí los retos de Gestión Humana en la digitalización.

 

20% capacidades que se pueden desarrollar

Además de las cualidades inherentes que los hace líderes, aquellos que están a la cabeza de una organización que se está transformando digitalmente, deben desarrollar la capacidad de liberar el talento (aumentar la productividad, atraer talento y promover el que está en la empresa), cultivar la capacidad de aprendizaje, acelerar el rendimiento, potenciar el espíritu emprendedor y la habilidad de atreverse a liderar (estimular el cambio y la innovación).

En realidad, no quiere decir que con la digitalización los perfiles deban ser totalmente diferentes, pero sí es importante que tengan ciertas habilidades innatas y disposición para desarrollar otras. Para ello, Manpower recomienda que los líderes se hagan preguntas como: ¿estoy preparado para correr riesgos calculados y asumir un fracaso rápido?, ¿soy lo suficientemente ágil y estoy abierto al cambio, ahora y durante el proceso de transformación?, ¿están nuestros procesos basados en una perspectiva digital?, ¿estoy listo para mejorar mis competencias de liderazgo en la era digital?, entre otras.

También le puede interesar: ¿cuál es el perfil de un líder a cargo de un proceso de transformación digital?

 

Cabe aclarar que este modelo no tiene la última palabra sobre la definición de un líder digital, esto depende del sector y de los objetivos de la organización. Por ello, es importante que Recursos Humanos analice qué es más pertinente para la compañía: contratar a una persona completamente digital porque sus líderes muestran resistencia al cambio y no están dispuestos a aceptarlo, o desarrollar a las personas que ya están en la compañía.

Esto lo pudo determinar Manpower en el sector industrial, en el que “la mayor amenaza en términos de transformación digital no son las máquinas, sino las personas. Hasta dos millones de empleos se quedaron sin cubrir porque los empleados carecen de las competencias necesarias”.

“Por eso, los líderes en la industria ven la digitalización como una oportunidad para reanimar el sector, lo que permitiría aumentar radicalmente la productividad, incorporando los análisis de datos y la innovación a la estrategia, al talento, a los productos y a la experiencia del consumidor. Para que esta oportunidad digital se convierta en una realidad es necesaria la tecnología, los conocimientos y también las personas adecuadas”, concluye.

Así está Colombia en temas de transformación digital.

Recuerde que, independientemente de la regla o la metodología que tenga en su compañía para elegir al líder digital, es fundamental trabajar en la cultura, pues esta es determinante para que los cambios se den de forma exitosa y los colaboradores logren comprometerse con los procesos que se desarrollan internamente.

El mundo digital tiene diversos aspectos que no deben dejarse pasar por alto, ¿quiere saber cuáles son? Suscríbase a nuestra comunidad especializada en gerencia de RR.HH. y descúbralo.

También le puede interesar