Agosto 29 de 2018

Aunque muchas organizaciones funcionan bajo la metodología tradicional de entrenamiento del profesor explicando un tema frente a los alumnos, existen otras maneras de generar aprendizaje en las personas, como la formación experiencial. Le contamos en qué consiste este modelo novedoso y por qué puede ser interesante para su estrategia.

La tecnología ha hecho que muchos procesos hayan cambiado y que las personas se inclinen más por las cosas que les generan valor. Esto es precisamente lo que busca la formación experiencial, una metodología que ha cambiado el aprendizaje tradicional en el que las personas reciben información y repiten; al de practicar, generar su propio conocimiento y darle más significado a lo aprendido.

“Nadie lo dijo, no fue un libro, ni un estudio, sino que la persona lo siente, lo asimila, lo conceptualiza y después relaciona la formación con la práctica”, explica Natalia Quintero, entrenadora de experiencia de Casa Gestal, expertos en talleres experienciales para mejorar la comunicación al interior de las organizaciones.

¿Cómo funciona la formación experiencial?

Son talleres en los que se aplican diversas técnicas de formación dependiendo de la necesidad de la compañía. Existen metodologías como la música, el juego, los deportes extremos, la cocina… se pueden experimentar diversas técnicas, lo importante es generar una experiencia en las personas.

También le puede interesar: 3 estudios para sustentar su estrategia de RR.HH.

 

Casa Gestal, por ejemplo, refuerza temas de comunicación asertiva en equipo, liderazgo y presentaciones efectivas a través de técnicas teatrales. “El proceso de montaje de una obra es muy similar al del aprendizaje en las empresas, porque primero se tiene un texto, después tienes una experiencia, se reflexiona para llevarlo a escena y luego se conecta a la gente con lo que se está haciendo y diciendo”, añade Quintero.

Colombianos Exitosos es otra organización que ofrece servicios de este tipo, son reconocidos por aplicar el Stand up Comedy para formar, “esta es una metodología que fusiona el formato de monólogo humorístico con los contenidos serios, rigurosos y de valor, usados para desarrollar las habilidades duras y blandas de los colaboradores en una organización”, explican.

Según ellos, “más de 12 mil personas en diferentes organizaciones a nivel nacional e internacional, se han dejado cautivar por esta innovadora herramienta formativa, con la que se ha llevado un mensaje contundente a los equipos de trabajo y a la vez se ha aumentado el aprendizaje en un 44% a través de la risa”.

Conozca aquí el modelo que rescata las competencias tradicionales y las adapta al liderazgo digital.

 

Integrar la formación experiencial a la estrategia

Muchos pueden temer romper esquemas y convocar a sus colaboradores a asistir a un taller de técnicas teatrales, pues puede pasar que muchos hagan caras y se sientan obligados a ir, pero todo cambia cuando las personas acuden a ellos.

“Los talleres que realizamos tienen un sustento. Para empezar se envía un brief a la organización para que ellos diligencien y expresen cuál es la necesidad de la empresa, después de esto se hace una propuesta de formación que incluye un diagnostico (encuestas a empleados), ahí analizamos la verdadera necesidad (que en ocasiones puede ser diferente a la que se piensa en RR.HH.).

Se eligen algunos colaboradores para entrevistarlos y poder pulir la estrategia, se hace el taller y por último, se realiza el código 5 que se refiere a los cinco pasos que deben tener en cuenta las personas para pasar de la teoría a la práctica (se construye en conjunto con los colaboradores). Al final, todas quedan agradecidas e interiorizan lo aprendido”, explica Lina Bedoya, entrenadora de experiencias de Casa Gestal.

Le contamos por qué el bienestar es una estrategia que no pasa de moda.

 

Aunque las metodologías tradicionales de enseñanza son válidas, vale la pena apostarle a generar innovación y cambios en la organización a través de este tipo de prácticas. En Capital Humano le mostramos otras maneras de hacer de la gestión de personas un trabajo apasionante. Suscríbase y entienda por qué.

También le puede interesar