Febrero 6 de 2018

Si bien la Responsabilidad Social Empresarial (es un concepto que surgió ya hace más de 50 años (específicamente en EE. UU. a finales de la década de los 50), algunas organizaciones no tienen este concepto dentro de su radar. O por lo menos, no de forma explícita.

Según el Centro Virtual de Noticias de la Educación, del Ministerio de Educación Nacional, “La RSE es una filosofía corporativa adoptada por la alta dirección de una empresa para actuar en beneficio de sus propios trabajadores, sus familias y el entorno social en las zonas de su influencia. Se la considera como un conjunto integral de políticas, prácticas y programas que se instrumentan en toda la gama de operaciones corporativas y en los procesos de toma de decisiones, y que significa poner en marcha un sistema de administración con procedimientos, controles y documentos”. Por tal motivo, todo gerente de Recursos Humanos y su equipo – transversales a todas las áreas de la organización – deben hacer parte las acciones relacionadas con estos temas.

Tenga en cuenta que, para lograr los objetivos de negocio una compañía debe contar con su gente. Para ello, debe desarrollar estrategias que velen por el bienestar de las personas y por cómo estas pueden impactar positivamente a la empresa.

Un ejemplo es Microsoft que – según explica en elempleo.com- ha desarrollado varias políticas desde Recursos Humanos para aportar a la RSE. Algunas son: formación constante, eliminación de jerarquías, entornos de trabajo saludables y la creación de una política de puertas abiertas.

“Junto a estas acciones, se desprenden las que reafirman el compromiso social de las organizaciones y en las cuales no solo basta con hacer grandes donaciones de dinero a una Fundación, sino involucrar a todos los empleados”, agrega a este portal Elsa Botero, coordinadora de Microsoft Solidaria.

Otras formas de alinearse a la estrategia de RSE desde RR.HH. son:

  • Generar equidad en los pagos salariales y bonificaciones
  • Cumplir con las normativas de salud, seguridad y medio ambiente –
  • Velar por el bienestar de los empleados, fomentando las pausas activas, incentivando al cuidado del planeta y escuchando sus peticiones, entre otros.

Es fundamental que los colaboradores conozcan la estrategia de la compañía y que tengan oportunidades de crecimiento; además que haya inclusión de género, raza y clases sociales.

Ser responsables al interior de la compañía mejora el clima laboral, visibiliza las políticas de RR.HH. relacionadas con la RSE y aumenta la productividad (pues los colaboradores se sentirán motivados y orgullosos de lo que hace la compañía por ellos).

Además, la empresa adquiere un valor agregado – mejora la percepción a nivel externo sobre sus políticas internas, productos y servicios- y hace de esta un aspecto fundamental de su oferta para atraer clientes y nuevos talentos.

Según la Cámara de Comercio de Medellín “la Responsabilidad Social Empresarial no equivale al cumplimiento de las obligaciones legales de la empresa ni de las garantías mínimas que la norma le exige para su desempeño. Por el contrario, corresponde a una iniciativa voluntaria de trascender lo legal y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida por medio de estrategias que respondan a las necesidades reales de quienes se ven afectados por su actividad económica”.

¿Quiere conocer de qué otras maneras Recursos Humanos puede ayudar a que el negocio sea más atractivo? Suscríbase a nuestra comunidad y entérese de las últimas tendencias y consejos para mejorar la gestión en la organización.

También le puede interesar