Abril 24 de 2018

El hecho de que haya una tendencia no quiere decir que las organizaciones estén obligadas a aplicarla, pero sí es una realidad que mientras se está más a la vanguardia con lo que quieren y buscan las personas, existen más probabilidades de obtener resultados exitosos.

Lo mismo sucede con los jóvenes y las generaciones, mucho se ha hablado de ellas, sus características y lo que buscan en una organización, pero ¿realmente se está teniendo en cuenta? Para saberlo, el Grupo Cia de Talentos, empresa consultora de selección y desarrollo brasilera, realiza una encuesta anualmente en 9 países del mundo, a alrededor de 100 mil jóvenes, para conocer las expectativas de las nuevas generaciones y sus percepciones sobre el mercado. Su nombre es Carrera de los sueños.

De acuerdo con la encuesta de 2017 en Colombia, de los jóvenes que están empleados actualmente, el 73% de ellos manifestaron que harían algo diferente si el dinero no fuese una preocupación. “Esto nos revela que la gran mayoría de los jóvenes encuestados no se sienten satisfechos con el modelo de trabajo actual, porque no está cumpliendo con sus expectativas”, explica Consultores Organizacionales, aliado de Cia de Talentos en Colombia.

Según la experiencia de esta compañía, hay una serie de factores que impactan negativamente a todos los colaboradores y que pueden llegar a producir una profunda insatisfacción y deseos de abandonar o cambiar de trabajo, entre los que se destacan “un mal ambiente laboral, escasa o nulas posibilidades de promoción, tareas monótonas y repetitivas, entre otras. Y es que si bien, el dinero sigue siendo un incentivo importante en la fidelización del talento, no lo es todo, y más cuando hablamos de los jóvenes quienes buscan otro tipo de beneficios, más enfocados en su crecimiento y desarrollo profesional”.

En ese sentido, el área de Recursos Humanos debe preocuparse por promover en la organización espacios de bienestar e incentivos que tengan que ver con el tema emocional, de esa manera las personas se siente valoradas por la organización. En cuanto a temas de desarrollo, se recomienda permitirles a los colaboradores crecer, liderar proyectos, participar de las estrategias y expresar sus ideas.

“Los jóvenes que se encuentran actualmente trabajando, el 54% manifestó que no se sentían satisfechos con su trabajo porque no podían desarrollarse, entre tanto el 42% manifestó estar satisfecho con su trabajo por el desarrollo significativo que les brindaba la organización. Estas cifras revelan que para los jóvenes el desarrollo y la oportunidad de nuevos aprendizajes es uno de los grandes movilizadores para el trabajo, y que sin bien hay organizaciones que están generando este tipo de espacios, aún falta que más empresas brinden este tipo de oportunidades”, agrega Consultores Organizacionales.

Otro tema a resaltar en la encuesta, es la coherencia entre lo que se dice y se hace en la organización, que es vital para que las personas sin importar la edad estén motivadas y sean más productivas. “En nuestra investigación, la desconfianza es reflejada casi en el 90% de los encuestados, que apuntaron sentirse incómodos con el mercado del trabajo, por la corrupción, la desigualdad y la falta de alineación de los mensajes emitidos por las organizaciones con la cultura organizacional, razones que impactan claramente la credibilidad que tienen las compañías, no solo frente a los jóvenes sino frente a la población en general”.

La falta de coherencia y confianza tiene varios impactos negativos y uno de ellos es en el desempeño de los profesionales. El artículo ‘La Neurociencia de la Confianza’, publicado en la Harvard Business Review (2017), afirma que las empresas que poseen una cultura de alta confianza son más productivas, tienen más energía en el ambiente de trabajo, presentan un alto grado de cooperación entre los colaboradores y una menor rotación de empleados, que empresas con bajo grado de confianza.

De ahí la importancia de trabajar por ser una organización transparente en los procesos, tener una marca empleadora fuerte y preocuparse por su reputación. “Este quehacer cotidiano de la organización involucra a cada una de las personas que integran la compañía. La idea es que las personas que forman una organización vivan y transmitan la marca”, asevera Cia de Talentos.

Muchas compañías y áreas de RR.HH. están trabajando por lograr que los jóvenes se sientan a gusto al interior de sus organizaciones, sin embargo, hay varias acciones que las organizaciones deben trabajar especialmente para estar preparadas ante la llegada de las nuevas generaciones.

Según Consultores Organizacionales, “es importante que entiendan que el talento humano es dinámico y por lo tanto cambiante, por lo que hay que procurar que durante el tiempo que estén en la compañía puedan tener los espacios de aprendizaje que tanto buscan y ofrecerles experiencias memorables para enriquecer su desarrollo profesional y laboral. Esto redundará, no sólo en contar con talento humano competente, sino también en talento comprometido, productivo y eficaz”.

Contar con talento joven en la organización abre puertas a la innovación, a la flexibilidad y a la creatividad, por lo que conocer qué buscan en su trabajo soñado es fundamental, pues finalmente esta es la fuerza laboral del futuro, y responder a sus necesidades dentro de la empresa servirá para apalancar la estrategia de la organización y diferentes procesos vitales para el crecimiento de esta.

Encuentre aquí más artículos sobre la gestión de Millennials en la organización.

También le puede interesar