Octubre 16 de 2018

Paula Moreno Ministra de Cultura (2007-2010) y autora del libro ‘El poder de lo invisible’, habló con Capital Humano sobre su experiencia en este cargo y la importancia de reflexionar y generar una cadena de aprendizajes desde el liderazgo.

Paula Moreno Zapata fue Ministra de Cultura en el año 2007, en su momento llegó a ser la persona más joven en ocupar un cargo de este tipo y la primera ministra afro. Actualmente, es la presidenta de la Corporación Manos Visibles y miembro de la junta directiva de la Fundación Ford. Ocupar diversos cargos de liderazgo hizo que se inspirara y escribiera su libro: ‘El poder de lo invisible’. Esto es lo que le contó a Capital Humano sobre él.

Capital Humano: Cuéntenos un poco sobre su recorrido, ¿cómo llegó al Ministerio de Cultura en 2007?

Paula Moreno: En el Gobierno estaban buscando a una mujer negra para ocupar una alta posición de poder en esa época, yo no venía de ningún proceso político y básicamente, lo que pasó fue que un amigo presentó mi perfil, me entrevistaron, consideraron que yo podía ser esa persona, el presidente me seleccionó y así comencé.

C.H.: ¿Cómo fue la experiencia de haber sido la primera Ministra afro y una de las más jóvenes en ocupar este tipo de cargos?

P.M.: Fue muy interesante, porque con los jóvenes siempre está la idea de que no estamos listos para ocupar ciertos cargos; sin embargo, yo demostré que sí, siendo estratega en el poder.

Y aunque se venía del esquema tradicional de espacios de poder en el país, en los que hay escepticismos, tuve la oportunidad de mostrar que no somos tan diferentes, que el país también necesita diversidad para encontrar respuestas que no son exclusivamente para los grupos diversos, sino para todos.

También le puede interesar: ¿cómo dar ejemplo a los colaboradores desde el liderazgo?

 

C.H.: ¿Cuáles son las estrategias que menciona en ‘El poder de lo invisible’ sobre asumir el poder?

P.M.: Tienen que ver con tener claro para qué se está en posiciones de poder, es decir, que no es solo por un tema “farandulero” o por alcanzar una estrella, sino por un propósito. También está relacionado con ser muy honesto con las fortalezas que se tienen y se deben trabajar, y apoyarse en las mejores personas para que le ayuden a construir esas fortaleza, pues no es un tema individual, sino colectivo.

C.H.: ¿Por qué ‘El poder de lo invisible’ es una lectura necesaria para los líderes de los equipos de Recursos Humanos de este país?

P.M.: Puede servir mucho para comprender la psicología cuando se están buscando perfiles que ejerzan liderazgo en las organizaciones, porque cualquier posición tiene que ver con estrategia, balance personal y profesional, con resultados, entre otros temas fundamentales para organizarse y alcanzar el éxito.

Fui una de las mejores ministras del gobierno, en algunos rankings aparezco como la mejor y aunque pertenecía a una cartera con un presupuesto muy pequeño, todo fue un tema de disciplina, de ganarse los espacios, de saber direccionar un equipo que era mayor que yo. Entonces, considero que el libro tiene muchos elementos de lo humano que se pueden aplicar en el liderazgo.

Conozca aquí por qué en la cultura está inmerso el valor de la compañía.

 

C.H.: ¿Qué retos considera que tiene el país en términos de liderazgo e inclusión?

P.M.: Tiene muchos, el primero es pensar en cuál es el liderazgo que necesitamos para cultivarlo, y esto no tiene que ver solamente con un tema técnico, sino con la sensibilidad, la conciencia social y la ética.

En términos de inclusión, estamos en el proceso pero todavía nos falta entenderlo como un tema natural; cuando uno tiene la inclusión incorporada, ya es natural tener personas de todos los estratos y de todas las tendencias.

C.H.: ¿Cómo ha sido la acogida del libro?

P.M.: Ha sido lindísima, porque en diferentes sectores se han generado muchas reacciones, he logrado llegar a líderes nacionales que entienden su realidad desde la mirada que le doy en mi narración a la vida y al poder.

Le presentamos el modelo que toma habilidades tradicionales y las adapta al liderazgo actual.

 

C.H.: ¿Qué consejos les daría a los líderes del país para que manejen a sus equipos de manera idónea, sepan aceptar la diversidad y no se dejen llevar por el poder?

P.M.: Pensar en qué es lo que el país necesita; yo creo que muchas personas están en un tema transaccional, haciendo su propio negocio y está bien, pero muy pocos se están haciendo esa pregunta y ese es parte del problema. Debería funcionar como un equipo de fútbol en el que se necesitan personas con diferentes talentos para funcionar bien y ser realmente competitivos.

Una de las grandes conclusiones de la ex ministra durante la entrevista fue la importancia de invertir en el Capital Humano y no pensar únicamente en recursos, pues ver a las personas como un capital permite creer, desarrollar y “activar lo invisible que se hace visible, cuando uno tiene la intención de que las personas cumplan un rol en la sociedad”.

Por esa razón, lo invitamos a suscribirse en Capital Humano, la comunidad especializada en Talento Humano en la que podrá aprender más sobre cómo cuidar a las personas que hacen parte de la organización.

También le puede interesar