Julio 6 de 2018

No se trata de un mandato, pero si los jefes en su organización son de los que le escriben a sus empleados por WhatsApp fuera del horario laboral, podrían ser señalados por acoso laboral o tendrían que pagarles horas extras. ¿Qué tan cierto es? Capital Humano lo consultó con un abogado y esto dijo al respecto.

Recientemente un grupo de abogados de la Universidad Libre de Bogotá fueron noticia al afirmar que “cuando se asignan tareas fuera de la jornada establecida debe considerarse como trabajo adicional, independiente de la forma en que se envían dichas órdenes. El simple sometimiento de la persona de estar disponible y atenta al momento en que su jefe la requiera, daría lugar a que se le pagara horas extras”.

Esto causó sorpresa en muchos, por eso decidimos contrastar esta afirmación con Jairo Burgos, abogado de la Universidad Javeriana y consultor empresarial con amplia experiencia ejecutiva en asuntos de direccionamiento estratégico, capital humano y gestión de conflictos, quien confirmó la anterior premisa diciendo que:

Las solicitudes o llamadas fuera del horario laboral podrían ser consideradas como trabajo remunerado, si el colaborador deja de atender sus asuntos personales para dedicarse a cumplir sus funciones. En ese caso, esta dedicación se convierte en parte de la jornada de trabajo y debe ser paga”.

Recomendado: de la relación con los demás depende el éxito de la organización.

 

Sin embargo, Burgos aclara que “cada caso debe analizarse para determinar si la situación es habitual o excepcional”; pues si “esto es recurrente, además de exigir horas extras puede quejarse ante el área de Gestión Humana o ante otras instancias (por ejemplo comité de convivencia), para que se le respeten sus tiempos”, agrega.

Además, porque “la compañía eventualmente, podría ser objeto de investigación por las autoridades administrativas del trabajo y, si hay mérito para ello, ser sancionada por incumplir la ley en materia de jornada de trabajo, por acoso laboral e incluso, ser castigada con la insatisfacción de los colaboradores a raíz de esta mala práctica”.

También le puede interesar: ¿cómo identificar a un colaborador desmotivado?

 

¿Cómo evitar que esto pase?

Se recomienda que desde el área de RR.HH. se capacite a los empleados para que sepan aprovechar la jornada de trabajo, dentro o fuera de la compañía, de modo tal que no tengan que disponer de su tiempo libre para atender labores que usualmente deberían realizar mientras están allí.

También es útil educar sobre el uso de dispositivos móviles, “hay empresas que han desarrollado protocolos para el buen uso de las herramientas electrónicas y digitales, con el fin de fomentar la productividad y facilidad del trabajo, sin invadir la privacidad e intimidad a la que tiene derecho todo trabajador”, explica Burgos.

Conozca aquí los beneficios de la desconexión digital.

 

También es importante prevenir antes que lamentar y por ello, se deberían regular dichas situaciones en el contrato de trabajo, acordando los tiempos correspondientes a la jornada laboral, para que haya mayor claridad de las cosas.

“Ya hay casos en los que estos protocolos o normas de sana convivencia en la organización, incluyendo el uso de dispositivos digitales, se han incorporado al Reglamento Interno de Trabajo, Contrato Individual o Contratos Colectivos de Trabajo. En ese sentido, se puede acordar una jornada de trabajo ordinaria en que parte de las labores se realicen por fuera de la oficina, mediante la disponibilidad (permanente u ocasional, según el caso) para atender ese tipo de situaciones, en caso de que sea necesario”.

Lea: así puede ser un gran lugar para trabajar.

 

Atravesamos una era digital y por eso es normal que las conversaciones por WhatsApp se conviertan en parte del día a día, pero depende de las organizaciones manejarlas adecuadamente y no sobrepasar los límites; todo con el fin de brindar un balance entre la vida laboral y personal de los colaboradores, aspecto que influye directamente en la productividad, la motivación y en las buenas relaciones laborales.

¿Tiene más dudas sobre transformación digital y cómo afrontar el uso de la tecnología desde el área de RR.HH? Regístrese en nuestra comunidad y mantenga informado.

También le puede interesar