Junio 22 de 2018

Más que trabajadores de la organización, los colaboradores son embajadores de la marca y por eso, deben compartir y representar los valores y principios de la compañía. Pero, ¿qué pasa cuando las personas actúan incorrectamente fuera de la empresa? Analizamos el caso de Avianca que recientemente despidió a uno de sus colaboradores, luego de que se hizo público un video en el que se evidencia una violación a las leyes rusas durante el mundial de fútbol.

Cuando se habla de la relación laboral del colaborador con la organización, la mayoría de las veces se piensa en temas internos y no se tiene en cuenta que este vínculo va más allá del espacio y el horario laboral, por lo que es crucial fomentar desde el área de Recursos Humanos el buen comportamiento de las personas para estar alineados con la cultura organizacional y con la sociedad en general.

Lo anterior, debido a que las empresas no están blindadas frente a escándalos de diversa índole. Esto fue lo que le sucedió recientemente a la aerolínea Avianca, que aunque no está directamente relacionada con las acciones equivocadas de los colombianos en el Mundial de Rusia, sí era empleadora en su momento de una de las personas que causó la controversia en redes sociales por recibir licor ingresado ilegalmente a uno de los estadios del torneo. La decisión de Avianca fue desvincular al empleado de la organización.

En video: así se hace Marketing desde RR.HH. en Avianca.

 

¿Cómo proceder en esos casos?

Con este artículo no vamos a entrar a juzgar a ninguna de las dos partes, pero sí a reflexionar sobre el compromiso de los colaboradores con los valores y principios de la organización.

En cuanto al tema legal, Luis Alejandro Córdoba Escamilla, socio de la firma Córdoba Abogados y miembro del comité laboral de Acrip, explica que para dar por terminado un contrato laboral con justa causa se debe tener en cuenta el artículo 62 del Código Sustantivo del Trabajo. (ver Código Sustantivo de Trabajo aquí)

Sin embargo, la terminación de contrato no siempre se da bajo la figura de justa causa, como en el caso de Rusia, dado que “en ocasiones las empresas asumen riesgos jurídicos (como la indemnización) con el fin de defender su cultura y forma de ver las cosas”, afirma Córdoba y aunque se pague una indemnización, existe el riesgo de que el trabajador pueda demostrar perjuicios mayores y la empresa sea condenada a solventarlos.

No obstante, hay organizaciones que así lo prefieren dado que consideran que las personas, antes de ser trabajadores, deben ser buenos ciudadanos. Gerardo Grajales, vicepresidente ejecutivo de unidades de negocio de Avianca Holdings explicó en entrevista para El Espectador que, “el funcionario que representa el nombre de Avianca y que es bandera ante el mundo, además de vestir la camiseta de Colombia y representar al país, tiene que velar porque el contrabando no se tolere. Este es un mensaje de principios, de valores y ahí está marcada la ética” En esa medida la prioridad de la organización es proteger los valores y los principios que la representan.

También le puede interesar: ¿Cómo medir conflictos entre jefes y subordinados?

 

Por otra parte María Reina, gerente de María Reina Consultores, explica que “uno no es dueño de los empleados, pero sí es cierto que como jefe o líder se tiene la responsabilidad de exigir y formar a las personas para entender sus propósitos de vida y lograr una alineación permanente de estas con el modelo organizacional”.

Eventos desafortunados como el sucedido en el Mundial de Rusia son casos que sirven para que desde el área de Recursos Humanos se les dé a entender a los colaboradores que ellos son una representación de la compañía tanto dentro, como fuera de ella. “No se trata de decirles que alguien no cumplió con su código moral, sino de generar en ellos una lección para que estos comportamientos no se repitan”, afirma Reina.

Asimismo, se debe aprovechar la oportunidad para aclarar cuáles son las acciones que van en contra de los principios y valores de la organización y de la sociedad, para generar conciencia en los colaboradores. Así lo hizo Avianca que, según declaraciones de Gerardo Grajales, creó un comunicado con el apoyo de su equipo de Talento Humano relatando el hecho ocurrido en Rusia y explicando los motivos de la decisión de la organización; esto con el fin de que los colaboradores conozcan las consecuencias de ese tipo de actos.

Lea: ¿Cómo lograr que los colaboradores se conviertan en embajadores de la organización?

 

No es fácil controlar la conducta de un colaborador fuera de la organización, sin embargo, es importante que desde el proceso de selección la gerencia de Recursos Humanos se asegure de contratar talento integral que comparta los valores de la compañía para continuar trabajando en la formación de esa persona y generar conciencia de la importancia de su compromiso dentro y fuera de su espacio de trabajo.

Capital Humano es una comunidad especializada en Recursos Humanos. Suscríbase aquí y entérese de otros temas de actualidad, tendencias y recomendaciones para la gestión del capital más importante de su organización.

*Contenido actualizado el 27 de junio de 2018. 

También le puede interesar