Junio 22 de 2018

La felicidad es una emoción determinante en la forma de actuar de las personas, tanto a nivel personal como laboral. De ahí la importancia de preocuparse por tener colaboradores happyshifter en la organización, es decir, personas que son felices con lo que hacen y están dispuestos a dar todo de sí para lograr los mejores resultados. Esto es lo que debe saber sobre esta tendencia.

En el mundo laboral se encuentran todo tipo de empleados, unos que trabajan porque “les toca”, otros que se sienten bien donde están pero quisieran algo mejor y otros que son felices con lo que hacen y tratan de verle el lado positivo a su labor, para que esto les sume valor a su vida personal y laboral.

Estos últimos son conocidos como happyshifter, personas que “consideran que el trabajo no tiene por qué ser algo negativo, sino todo lo contrario, y que además buscan en su empleo un complemento que contribuya a su felicidad y en el que puedan aplicar todos sus conocimientos y habilidades”, explica en su portal web Randstad, empresa de selección de personal.

El happyshifter no pertenece a una generación en particular, se trata de una persona de cualquier edad que más que buscar el mejor puesto de trabajo en su empresa, está buscando uno que le dé felicidad. “Son personas optimistas y con actitud positiva que contagian alegría dentro del centro de trabajo, tienen un alto grado de autoconocimiento y poseen la capacidad de elegir objetivos a largo plazo sacrificando tiempo e ingresos económicos, ya que entienden que no siempre se parte de las mejores condiciones, que se debe tener paciencia para poder progresar y así, lograr la felicidad plena”, afirma en su blog de LinkedIn Julio Chirinos, docente de posgrado de la Universidad Científica del Sur, de Perú.

Tener colaboradores de este tipo en la organización trae grandes beneficios: los resultados mejoran, la productividad también, aumenta la seguridad de las personas a la hora de desempeñarse, hay mayor motivación, alienación con la estrategia, innovación y un contagio hacia los demás de su felicidad y estado de ánimo.

Lea: Aumente la productividad de sus equipos sin recurrir a la presión.

 

Sabiendo esto, es importante que las áreas de Recursos Humanos comiencen a pensar cómo involucrar el happyshifting a la cultura de la compañía. Para hacerlo se recomienda:

  • Desarrollar planes que promuevan la felicidad en el trabajo, como por ejemplo, dar más reconocimientos, horarios flexibles, oficinas cómodas, entre otros.

    Conozca aquí cómo implementar un plan de felicidad.

  • Trabajar con los líderes para que estos se encarguen de motivar a sus empleados, les den feedback continuo y les deleguen responsabilidades que dejen ver que la organización confía en ellos y los ve como piezas importantes para lograr sus objetivos.
  • Promover en la compañía el mejoramiento continuo de los empleados, ya sea con capacitaciones y cursos que les sirvan a nivel personal o profesional, o brindarles flexibilidad de horarios para que puedan ir a estudiar y formarse.
  • Organizar los flujos de trabajo para que nadie deba sacrificar su tiempo por desarrollar labores fuera del horario de oficina.
  • Promover el trabajo en equipo.

Según Adecco, “empresas como Google o Microsoft practican esta tendencia, ya que proporcionan un grado de libertad a sus trabajadores, los escuchan, les permiten aportar líneas de investigación e innovación y los dejan trabajar a su ritmo”.

Le puede interesar: ¿Por qué invertir en inteligencia emocional?

 

Recuerde que aunque la felicidad es un tema de cada persona, la organización puede influir mucho en esta, por lo que RR.HH. debe preocuparse por este tema y utilizarlo como una herramienta para incrementar los resultados de la compañía.

¿En su organización hay happyshifters? Si es así, cuéntenos cuáles son los beneficios que ha obtenido gracias a este tipo de empleados a través de Facebook y LinkedIn. Si no es su caso, no se preocupe, regístrese en nuestra comunidad y conozca otras formas de lograrlo.

También le puede interesar