Diciembre 10 de 2018

Implementar el teletrabajo en su organización es todo un reto, especialmente por los aspectos jurídicos que debe evaluar. En Capital Humano le contamos una a una, las implicaciones que trae a su empresa la implementación de este modelo de trabajo para que decida, si es o no viable.

La primera característica del teletrabajo es que es voluntario, tanto en la implementación por parte del empleador, como para la adaptación del empleado. Así mismo, este debe establecerse de acuerdo a una necesidad que haya en la organización, identificar cuál es esa necesidad y qué cargos son pertinentes para el teletrabajo. Son los primeros aspectos que debe evaluar antes de incorporarlo.

“Es primordial determinar internamente qué cargos de la organización pueden ser objeto del teletrabajo en consideración a las necesidades propias de la empresa. Debe identificarse primero la necesidad y pertinencia de implementarlo, puede ser por razones de inclusión laboral, eficiencia, disminución de costos, entre otras razones”, así lo menciona Boris Alfaro Castillo, Director del Área Laboral de Brick Abogados.

Apóyese de las ciencias del comportamiento para entender mejor este concepto

 

En cuanto al marco jurídico, es importante que tenga en cuenta que a la primera ley a la que tiene que acudir, si su organización está planeando implementar el teletrabajo, es la ley 1221 de 2008, “El propósito de la Ley 1221 de 2008 es promover y regular el teletrabajo como un instrumento de generación de empleo y autoempleo mediante la utilización de tecnologías de la información y las telecomunicaciones.”

Otra norma substancial dentro del marco jurídico es el decreto 884 expedido en el año 2012, allí el Ministerio de Trabajo reglamentó y dictó otras disposiciones para que las organizaciones incorporaran esta actividad en sus reglamentos internos.

Aspectos que debe tener en cuenta para contratar teletrabajadores

Tome nota de los siguientes puntos, ya que estos le brindaran un panorama jurídico más amplio para que implemente con éxito esta modalidad de trabajo en su organización y se adhiera a las regulaciones del Ministerio de Trabajo:

También le puede interesar: el glosario del gerente de Recursos Humanos de la nueva era

 

  1. Establezca las herramientas de trabajo que serán suministradas al colaborador, para que este pueda ejecutar plenamente las actividades contratadas. Fundamental desde el punto de vista del cumplimiento de las funciones del colaborador.

 

  1. Identifique los factores de riesgo de las actividades que el teletrabajador va ejecutar. Acuda a la persona encargada de implementar el sistema de seguridad y salud en el trabajo.

 

  1. Asesórese de una ARL para que el teletrabajo esté asegurado.

 

  1. Incorpore desde el reglamento interno de trabajo todo el procedimiento que tiene el teletrabajo. “Indique temas que no se pueden escapar; por ejemplo, el uso de las herramientas de trabajo, dónde va a trabajar el colaborador, qué modalidades hay, el uso de la autorización de los datos, cómo va a funcionar el tema de la propiedad intelectual, en manos de quién va a quedar. Todo esto debe estar bien delimitado y establecido en cuanto a condiciones de tiempo, modo y lugar”, asegura Alfaro.

 

  1. El empleador debe informar la vinculación y desvinculación de todos sus teletrabajadores. El Ministerio de Trabajo implementó un formato de reporte denominado “Recolección de Información de Teletrabajadores”. Todo lo anterior, en cumplimiento de lo previsto por el artículo 7 de la ley 1221 de 2008.

También le puede interesar: así funcionan las organizaciones líquidas, la nueva tendencia que rompe con las jerarquías

 

Por último, entre las recomendaciones importantes que dan especialistas en derecho laboral, están, definir muy bien los parámetros del teletrabajo desde el reglamento interno de la organización; cuáles son las funciones del colaborador, qué nivel de protección debe darle y qué control le va a dar a sus tareas.

Suscríbase a Capital Humano y reciba información de tendencias, recomendaciones y otros temas relevantes para la gestión de talento en su organización.

También le puede interesar