Diciembre 11 de 2018

Los planes de crecimiento de los colaboradores se tuvieron que transformar radicalmente con la llegada de nuevas generaciones al entorno laboral y la inclusión de nuevas tecnologías en estos procesos. En Capital Humano le contamos por qué ha sido una de las tendencias en RR.HH. de este año y cómo convertirla en un pilar de su organización.

Los esquemas horizontales se han convertido en un panorama que proporciona más posibilidades para la organización, por eso, son cada vez más las empresas que adoptan una cultura que permiten que sus colaboradores adquieran conocimientos en diferentes áreas de la organización y no solo en su especialidad; es decir, un aprendizaje horizontal. Así lo menciona Deloitte en su informe de Tendencias en Recursos Humanos 2018.

“En las nuevas organizaciones el individuo y sus experiencias toman protagonismo. No se aprende para trabajar se trabaja aprendiendo, se exploran nuevos roles y el resto es reinventarse continuamente. Más allá de carreras cerradas se abren opciones abiertas e híbridas” Menciona Deloitte. Esto es importante, porque menciona lo significativos que son los planes de carrera que comprenden el aprendizaje en diversas áreas de la organización.

Hoy ya no se crece linealmente, hoy se crece horizontalmente, aprendiendo de todos y de todo. Para Deloitte el organigrama tradicional ya es obsoleto.

Lea aquí: Poder, inclusión y humanización en el liderazgo: Las reflexiones de Paula Moreno, ex ministra de cultura.

Estamos hablando de una tendencia compuesta por el uso de diferentes herramientas para poner la mirada sobre los colaboradores como eje de crecimiento en la organización, se trata de darles poder y autonomía para que administren sus propias carreras y para generar las condiciones que permitan que se involucren en proyectos especiales; es decir, fuera de la gestión de su área.

Deloitte asegura en su estudio que solo “El 30% de las organizaciones involucra de manera frecuente y muy frecuente a sus colaboradores en asignaciones o proyectos especiales. Esto cierra de manera importante la posibilidad de aprender haciendo”.

Otro punto importante, es que las compañías que han implementado esta tendencia de crecimiento horizontal para su capital humano, también han desarrollado estrategias relacionadas con responsabilidad social empresarial y el impacto social relevante. “En el tema de carreras y experiencia, las principales compañías (…) abordan problemas sociales como la longevidad y el bienestar, y lo hacen de forma que ayudan a mejorar la productividad y el rendimiento”.

Coworking, la cultura empresarial que se está abriendo camino en el país

 

Adaptar a la organización, el primer paso

Adaptar a la organización significa entender que en la actualidad las carreras profesionales de los colaboradores no están condicionadas por las competencias que requiere específicamente el puesto de trabajo, hay factores más importantes como la experiencia, la autonomía y la capacidad de aprender.

“Las organizaciones deben adaptar sus planes de carrera a las necesidades actuales con la aparición de nuevas habilidades tecnológicas y nuevos modelos de trabajo centrados en el equipo, empoderando a los trabajadores a adquirir nuevas capacidades, explorar nuevas funciones y permitiéndoles reinventarse continuamente”, Asegura Deloitte.

Lea sobre otra de las tendencias Deloitte para 2018: Sinergia en los altos mandos

 

El mundo laboral está en constante cambio. Si no quiere perderse las tendencias alrededor de la Gestión de Recursos Humanos, regístrese en Capital Humano y reciba información actualizada del sector.

 

También le puede interesar