Marzo 22 de 2019

Costa Rica se ha consolidado como destino de inversión gracias a su propuesta de valor, la cual se basa en talento humano calificado, localización estratégica, clima de negocios, infraestructura y calidad de vida.

Hace 30 años Costa Rica solo era conocida en el exterior por exportar cuatro productos agrícolas: café, carne, banano y caña de azúcar. Actualmente la fotografía es diferente, pues gracias a la llegada de inversión extranjera directa exporta cerca de 4.500 productos a más de 150 destinos en el mundo. Para destacar, el principal producto de exportación industrial del país centroamericano son los dispositivos médicos; además exporta cerca de 70 tipos de servicios en 10 idiomas al mundo entero.

De acuerdo con el estudio “La Inversión Extranjera Directa en Costa Rica: factores determinantes y efectos en el desarrollo nacional y regional”, desde mediados de los años ochenta este país emprendió esfuerzos para lograr una mayor inserción internacional de su economía, sobre todo a través de la promoción de las exportaciones y la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED).

Las acciones en ese sentido han sido muchas y muy variadas: desde programas de ajuste estructural que han afectado diversos ámbitos de la economía real, hasta políticas comerciales, concretadas mediante negociaciones bilaterales, multilaterales y subregionales, para mejorar las condiciones de acceso a los mercados mundiales e implementar un regionalismo abierto en Centroamérica.

Lea también: Pensar en innovación desde talento humano no es un gasto sino una inversión

 

Hay que reiterar que en Costa Rica existe una alta concentración de IED vinculada a la exportación, es decir, de la entrada de capitales transnacionales con fines de transformación de productos o servicios para su posterior exportación. Esto es normal, pues el tamaño del mercado interno inhibe las inversiones que buscan nuevos mercados locales. Sin embargo, ello también sugiere que la estrategia prevaleciente entre las empresas que se instalan en Costa Rica es la búsqueda de eficiencia a través de la reducción de costos.

La sofisticación de la IED indica, además, que el país ha logrado mejorar su inserción internacional vinculándose a cadenas globales de valor en algunos segmentos de mayor conocimiento y contenido tecnológico (servicios de salud, servicios de back office profesionales, dispositivos médicos, manufactura intensiva en capital y tecnología), lo que ha redundado en mejores salarios.

Le recomendamos: Las nuevas generaciones no quieren títulos profesionales, ¿cómo evaluar sus perfiles?

 

Es así como el país centroamericano se ha consolidado como un destino estratégico para inversiones tipo Greenfield en sectores como servicios corporativos, ciencias de la vida, manufactura avanzada, manufactura liviana e industria alimentaria.

Incluso, la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE) gestiona actualmente inversión extranjera en nuevas industrias como salud y bienestar, cuidado personal, empaques inteligentes, almacenamiento de energía y energías limpias, e-health, arquitectura y diseño.

“Hoy en día agregamos un nuevo sector estratégico llamado tecnologías digitales, bajo el cual se busca inversión en áreas de analítica e informática, animación, gaming, filmes, televisión y video”, afirma la gerente de Promoción de Inversión y Post Establecimiento de CINDE, Pilar Madrigal.

Inversión que transforma

Toda esta transformación en el modelo económico ha impactado en el desarrollo del país. Gracias a las empresas extranjeras que han llegado a territorio ‘tico’, más de 100.000 costarricenses hoy tienen un empleo directo de calidad y bien remunerado, y además se han generado más de 50.000 empleos indirectos.

Para la directiva de CINDE, la transferencia de conocimiento es otro hito importante. “Está demostrado que hoy muchas de estas empresas encadenadas a compañías multinacionales son fundadas y lideradas por personas que en algún momento estuvieron ligadas a estas compañías y que decidieron posteriormente aplicar los conocimientos aprendidos en nuevos emprendimientos”.

Usted cree que: ¿Un CEO debería tener un mentor?

 

Así sucedió con la empresa Establishment Labs, que trabaja en procesos de investigación y desarrollo, diseño, manufactura y comercialización de nuevos productos para cirugías mínimo-invasivas y de reconstrucción mamaria profiláctica. Actualmente son 426 colaboradores en Costa Rica y 86 alrededor del mundo quienes conforman el equipo profesional de la compañía, la primera de origen costarricense en cotizar en la bolsa de valores de Nasdaq.

El CEO y fundador de Establishment Labs, Juan José Chacón Quirós, asegura que “Costa Rica hoy tiene el potencial para desarrollarse como un centro de innovación médico. Los profesionales se caracterizan por su capacidad para comprender las necesidades insatisfechas por la industria y crear soluciones significativas”.

Y es que según la Gerente de Inversión de Cinde “el tipo de inversión extranjera que atrae ahora Costa Rica es aquella basada en la búsqueda de eficiencia. Esto difiere en muchos casos de aquella inversión captada por otros países de la región latinoamericana, que buscan inversión de explotación de recursos naturales o bien relacionada con el mercado interno”.

Por otro lado, Costa Rica continúa avanzando en la cadena de valor de los procesos de la industria local, acercándose cada vez más a aquellos relacionados con investigación y desarrollo. A la fecha algunas compañías multinacionales como Intel, que anunció su departamento denominado Client Computing Group, el cual formará parte del Centro de Investigación y Desarrollo; Boston Scientific, Sylvania, Vitec, Avionyx, HPE, Hologic, entre otras, ya efectúan actividades relacionadas a la investigación y desarrollo como parte de sus operaciones en el país, obteniendo muy buenos resultados.  

Vea además: Cuando el liderazgo lleva a la sostenibilidad y competitividad

 

“De esa manera, Costa Rica se ha convertido con el pasar de los años en el destino estratégico para empresas multinacionales que buscan a través del talento humano local, dinamizar sus negocios en un país que además les brinda las condiciones de competitividad para lograrlo”, concluye Pilar Madrigal.

¿Quiere conocer más acerca de competitividad para que gestione con éxito el Capital Humano en su organización? Suscríbase a nuestra comunidad y manténgase actualizado.

También le puede interesar