Abril 24 de 2018

Las prácticas de una organización son determinantes para atraer y retener el mejor talento, además para elevar el nivel de compromiso de las personas con su trabajo, lo que sin duda aumenta la productividad. Sin embargo, es importante tener claro que un modelo exitoso no se basa en replicar lo que otros hacen y convertirse únicamente en un “nice place to work”, se trata de profundizar en las necesidades y expectativas de los colaboradores, leerlas y responder de forma asertiva y coherente.

Great Place to Work® es un aliado estratégico en este proceso, pues “su trabajo está orientado en hacer del ambiente laboral una palanca que favorezca la capacidad de creación de valor en las organizaciones”, así lo explica Juliana Navarro, Gerente Comercial y de Mercadeo de Great Place to Work®.

En este proceso de hacer de la empresa un gran lugar para trabajar, Great Place to Work® realiza una valoración del ambiente laboral que no sólo mide las percepciones y sentimientos de los colaboradores en relación a diversos indicadores de su ambiente de trabajo, sino que también compara los resultados de una organización frente al mercado para identificar qué tan bien gestionados están siendo estos. A partir de esta valoración, se calculan indicadores de gestión y se definen una serie de recomendaciones para crear y desarrollar planes de acción de forma eficaz y eficiente. “Organizaciones que hoy se destacan por tener buenas prácticas de Gestión Humana y son reconocidas como grandes lugares de trabajo, sin lugar a dudas, agregan más valor al negocio y son empresas que muestran resultados financieros más llamativos.

Navarro agrega que “un great place to work® está lejos de ser un nice place to work; muchas veces se piensa que el bienestar consiste en ofrecer sitios divertidos para las personas, pero realmente se trata de implementar políticas y prácticas que se ajusten mejor a sus necesidades y expectativas, y de contar con líderes que sean coherentes con ellas”.

De ahí nace el ranking de las mejores empresas para trabajar, en el que se evalúa la percepción del ambiente laboral, así como las políticas y prácticas con las que cuenta una organización para la gestión de sus colaboradores, con el fin de que sea consecuente con los objetivos estratégicos.

Para ser parte de este ranking anual es fundamental que las personas sean vistas como actores determinantes para la estrategia organizacional, contar con un liderazgo inspirador, como una de las claves para el éxito, y con políticas y prácticas que impacten positivamente la calidad de vida de los colaboradores en su lugar de trabajo.

“En la medida en que las organizaciones orientan esfuerzos a ser un mejor lugar para trabajar, sus resultados serán mejores considerando que su valor está dado por la gente. Años atrás, los activos tangibles, como la maquinaria, la infraestructura, la plataforma de operaciones, etc, agregaban más valor a una organización. Sin embargo, hoy lo más valioso son los activos intangibles como el posicionamiento, la marca, el buen servicio, entre otros, y detrás de estos intangibles está la gente. Por ello, en la medida en que los colaboradores perciben mejor su lugar de trabajo, su orgullo y compromiso se elevan y esto hace que resuelvan mejor los retos a los que se enfrentan”, cuenta Navarro.

Conozca el caso de DHL, la mejor empresa para trabajar en Colombia (2017), según GPTW.

Las variables clave para ser reconocido como uno de Los Mejores Lugares para Trabajar

Uno de los principales aspectos que se analiza en el modelo de Great Place to Work® es la confianza. “Juega un papel crucial el estilo de liderazgo que debe ser homogéneo; es decir, que tanto la primera línea directiva como los demás líderes compartan las mismas políticas y prácticas y las transmitan a sus equipos de trabajo, permeando así toda la estructura organizacional. Tres dimensiones hacen parte de la confianza: credibilidad, respeto e imparcialidad”, agrega Navarro.

También se analiza la camaradería, es decir la conexión social entre las personas y los grupos en el lugar de trabajo. Y por último, la conexión emocional representada por el orgullo que siente el colaborador por lo que hace, por su equipo de trabajo y por la empresa.

Según Navarro, “para realizar la valoración del Ambiente Laboral, se consideran dos fuentes de información, la primera es una encuesta en la que las personas responden 76 afirmaciones cerradas relacionadas con las variables mencionadas y dos preguntas abiertas: ¿qué hace de la organización un gran lugar para trabajar? y ¿qué haría de la organización un mejor lugar para trabajar? Y la segunda, es un cuestionario de cultura que indaga acerca de las políticas y prácticas con las que cuenta la organización que por lo general este cuestionario es diligenciado por el área de RR.HH.”. Le puede interesar: ¿Sus colaboradores están desmotivados?

La encuesta es confidencial y anónima para que las personas sientan confianza y puedan contestar de forma honesta de forma que los resultados sean confiables. Si bien, se contemplan diversas variables demográficas, sólo se entregan resultados de grupos que superen el umbral de confidencialidad definido previamente con la organización.

“Al final, se entregan algunos indicadores de gestión como el IAL (índice de ambiente laboral), que permite que una organización conozca en una escala del 1 al 100 cómo está su ambiente laboral considerando el comportamiento del mercado, generalmente este indicador es llevado a los tableros de control de las organizaciones”, afirma Navarro.

Algunas recomendaciones

“Todas las empresas que hoy son consideradas Grandes Lugares para Trabajar son diversas, sin embargo, comparten dos características esenciales, la primera es que han logrado construir un estilo de liderazgo homogéneo y la segunda es que han definido políticas y prácticas que responden adecuadamente a las necesidades y expectativas de sus colaboradores. Muchas empresas se interesan frecuentemente por conocer las mejores prácticas, sin embargo, no se trata de replicarlas pues todas las personas son distintas, al igual que la cultura de la organización y el estilo de liderazgo que desea promover”. Lea: Las claves de la lingüística en el liderazgo

Si usted desea hacer de su empresa un mejor lugar para trabajar a través del fortalecimiento del ambiente laboral y participar del ranking, comuníquese con Great Place to Work®. También lo invitamos a registrarse en nuestra comunidad, en la que conocerá más sobre la gestión de personas y claves para crecer en todos los ámbitos organizacionales.

También le puede interesar