Page 58

CAPITAL HUMANO II

58 SOLUCIONES LEGALES manera que la empresa pueda recono-cer una contraprestación por cumplir la obligación de confidencialidad y asimis-mo, si el extrabajador la incumple se le aplica la cláusula pecuniaria. Otra opinión tiene la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (Ompi), organismo especializado de la ONU que fomenta el uso y la protección de las obras del intelecto humano. Consideran que los contratos de confidencialidad no son infalibles. Su argumento es que durante las dos últimas décadas se han registrado cambios importantes en el mundo em-presarial y laboral. En el pasado, los em-pleados tenían la expectativa de trabajar toda su vida en la misma compañía, y los directivos empresariales esperaban su lealtad, pero ahora nadie espera obtener un empleo vitalicio. Por el contrario, cambiar de trabajo se considera un fe-nómeno natural para obtener mayores salarios o mejores condiciones. Esto hace que hoy sea muy complicado que los em-pleados sean leales. La Ompi, que es dirigida por el aboga-do australiano Francis Gurry, explica que existe un concepto denominado “doctrina de la divulgación inevitable”, en el que se considera que si un exempleado trabaja en el mismo ámbito de su trabajo anterior, divulgará, inevitablemente, la información confidencial a la que tuvo acceso. El debate está en proteger la información confidencial de las empresas, sin restringir la libertad de empleo de las personas. Para que esto no se convierta en un problema a futuro, engrandecido por las redes sociales, la clave está en dar buen trato a los colaboradores, ofreciéndoles respeto y comprensión, pues eso es lo que genera más lealtad. EL ATAQUE Pero si pese a los cuidados, se presen-tan casos de exempleados molestos difamando a la compañía en las redes sociales, la clave para salir airoso está en la forma de responder. Según Víctor Solano, consultor de inTacto Comu-nicaciones, lo que se debe hacer no es responder de forma ruda e irrespetuosa, sino hacerlo de manera cordial y luego buscar solucionar el caso en forma pri-vada (no en Internet). “Si la empresa usa sus redes socia-les para irse con todo contra quien lo atacó, se va a crear la idea del Goliat malvado que ataca a una pulga y el apo-yo va a ser para la persona que envió el mensaje difamatorio, así no tenga la razón”, explica, y dice que estos casos ya están tipificados y se conocen como el efecto Bárbara Streisand. En 2005, unos fotógrafos publicaron unas fotos satelitales de la casa de la cantante, a lo que ella respondió con una denuncia y la exigencia de que fueran retiradas de la red, pero el efecto fue contario y DURANTE LAS DOS ÚLTIMAS DÉCADAS SE HAN REGISTRADO CAMBIOS IMPORTANTES EN EL MUNDO EMPRESARIAL Y LABORAL. EN EL PASADO, LOS EMPLEADOS TENÍAN LA EXPECTATIVA DE TRABAJAR TODA SU VIDA EN LA MISMA COMPAÑÍA Y LOS DIRECTIVOS EMPRESARIALES ESPERABAN SU LEALTAD, PERO AHORA NADIE ESPERA OBTENER UN EMPLEO VITALICIO.


CAPITAL HUMANO II
To see the actual publication please follow the link above