Page 57

CAPITAL HUMANO II

CAPITAL HUMANO PARA QUE LA DIFAMACIÓN NO SE CONVIERTA EN UN PROBLEMA A FUTURO, ENGRANDECIDO POR LAS REDES SOCIALES, LA CLAVE ESTÁ EN DAR BUEN TRATO A LOS EMPLEADOS, RESPETO Y COMPRENSIÓN, PUES ESO ES LO QUE GENERA MÁS LEALTAD. MARZO 2015 57 En 1999 comenzó un proceso judi-cial que sentó jurisprudencia en Estados Unidos, tras la decisión de la empresa de productos médicos Varian Medical Systems de demandar a dos de sus excolaboradores que publica-ron mensajes despectivos y difamatorios sobre la compañía en Internet. El juicio fue bastante mediático y se resolvió con un acuerdo privado entre las partes, pero en 2005 la Corte Suprema de Justicia, lo tomó como ejemplo para dictar leyes en contra de los pleitos cuya intención es intimidar y silenciar a la par-te más débil, lo que se constituye como una violación a la libertad de expresión. Si bien la empresa siguió creciendo tras el escándalo, tuvo un fuerte desgaste de su reputación durante el pleito. Otro fue el caso de una aerolínea euro-pea que descubrió que una de sus azafatas se había tomado unas fotos insinuantes con el uniforme puesto dentro de uno de sus aviones. Las imágenes eran para su novio, pero al ser conocidas, la aerolínea decidió despedir a la empleada. Esto provocó una ola de solidaridad en redes sociales a favor de la azafata, al punto que la empresa de aviación se tuvo que retractar. Con el auge de Internet y, en parti-cular, de redes como Facebook o Twit-ter, las molestias y los chismes del ámbito laboral se trasladan de los corrillos o los estrados judiciales al ciberespacio. Aunque no existen estadísticas oficiales, la evidencia anecdótica sugiere que el correo electrónico y las redes sociales se convier-ten, cada vez más, en herramientas para la difamación, tanto de trabajadores incon-formes o maltratados, como de clientes mal atendidos. En otras palabras, nunca antes ha sido tan fácil manchar la reputación de una empresa o dar a conocer sus secretos industriales con tanta rapidez. Para hacerle frente a este peligro po-tencial, los expertos recomiendan trabajar en dos frentes: primero, desarrollando una buena relación con los empleados durante el tiempo que trabajan para la compañía y, segundo, reaccionando de forma mesurada cuando se presenta un ataque. CONFIDENCIALIDAD Los abogados recomiendan a las empresas la firma de acuerdos de confidencialidad con sus empleados y exempleados, que incluya una cláusula penal pecuniaria. Así, el trabajador queda obligado a mantener en reserva la información confidencial de la organización y a no desprestigiarla por un periodo posterior a la terminación del vínculo laboral. Lo que se busca es que se cumpla con el pacto de confidencialidad mien-tras dura el contrato de trabajo, de tal FOTOS: 123RF


CAPITAL HUMANO II
To see the actual publication please follow the link above