Page 41

CAPITAL HUMANO II

CAPITAL HUMANO MARZO 2015 41 Por otro lado, para algunas compa-ñías en las que la cultura organizacional está enfocada en la efectividad mas no en la eficiencia, no es bien visto que los empleados tomen las vacaciones cada año, por esto prefieren que las acumulen o reconocerlas en dinero. Sin embargo, esta costumbre está cambiando. Adriana Mesa, psicóloga con énfasis en recursos humanos, aseguramiento de calidad y servicio al cliente, afirma que en la actua-lidad, muchas compañías están migrando hacia un modelo que permita a los cola-boradores alcanzar un balance entre el trabajo y su entorno personal. VACACIONES = PRODUCTIVIDAD Gracias a que muchas empresas es-tán aspirando a ser reconocidas como excelentes lugares para trabajar –como por ejemplo el modelo GPTW–, están dando valor al bienestar de los emplea-dos, ya que han interiorizado que con colaboradores felices y saludables, los re-sultados son más eficientes. Cuando las personas no salen a va-caciones se agotan físicamente y, por tanto, su productividad desciende. Por el contrario, si tienen momentos de esparcimiento, descansan y logran el balance entre el espacio laboral y el personal, están más saludables física, mental y emocionalmente, y generan mejores resultados. “Las compañías pueden contribuir a lograr dicho equi-librio promoviendo una cultura del des-canso y reforzando la idea de que los periodos de vacaciones son necesarios para ‘recargar energía’ y mejorar la productividad”, afirma la especialista. En este contexto, el escenario ideal es el balance entre la producción y la ca-pacidad de producción, es decir, que los colaboradores den los resultados espera-dos pues para ello fueron contratados y, en paralelo, desde las áreas de gestión hu-mana, promover el descanso para que las personas tengan un mejor rendimiento. En una organización saludable se esperaría un equilibrio entre vida-trabajo, donde las jornadas sean razonables y las personas puedan tomar vacaciones cuando se las autorizan, que no se tengan que devolver a la mitad de su descanso, que no reciban llamadas ni correos para que se puedan desconectar realmente y, así, lograr ese equilibrio que garantice su bienestar.


CAPITAL HUMANO II
To see the actual publication please follow the link above