Page 21

CAPITAL HUMANO II

CAPITAL HUMANO compañía está en un momento crucial, como un relevo generacional o enfren-ta un momento difícil, requiere de más reuniones y encuentros presenciales”, afirma la docente, quien señala que también cada cultura tiene un mane-jo del tiempo diferente: mientras una empresa norteamericana puede ser más orientada a la comunicación vía correo electrónico, una colombiana puede estar más inclinada a procesos más afectivos. El tiempo es oro, sin duda. Debe ser oro para la empresa, pero también para la calidad de vida de sus cola-boradores. O como dicen por ahí: el tiempo no es plata, es vida. Una empresa hace buen uso del tiempo si: 1. Es menos propensa a la ‘reu-nionitis’, es decir encuentros por todo o reuniones impro-visadas y sin planeación. 2. No califica al empleado por ‘calentar puesto’ o cumplir ocho horas diarias de traba-jo, sino por los resultados. 3. No exagera el envío de correos electrónicos. Hay comunicacio-nes que deben ser verbales. 4. Aprovecha las herramientas tecnológicas para hacer reu-niones virtuales o documentos en grupo de manera remota. 5. Aprovecha políticas de gobier-no como el teletrabajo, una alternativa apoyada por Min- Tic y Mintrabajo que, además, permite mejorar la produc-tividad en ciudades caóticas en movilidad como Bogotá. MÁS PRODUCTIVIDAD Y CALIDAD DE VIDA “Cada vez más las organizaciones se in-clinan hacia modelos de trabajo flexibles y dinámicos basados en la colaboración remota a través de herramientas en la nube. También es cada vez más impor-tante la transparencia en los procesos de trabajo tanto para las empresas como para los equipos de personas”, afirma Silvina Moschini, CEO de Intuic, una agencia de marketing interactivo y SMO especializada en visibilidad de marcas y compañías en Internet. En Colombia, desde el Ministerio de las Tecnologías de la Información y la Co-municación se impone el cloudworking, un trabajo remoto, administrado con herra-mientas que faciliten la coordinación e in-formación sobre el avance de los proyectos y el funcionamiento de los equipos. En ese sent ido, relata Moschi-ni, este año su empresa hizo una alianza con Carlos Nieto a través de “CADA VEZ MÁS ORGANIZACIONES SE INCLINAN HACIA MODELOS DE TRABAJO MÁS FLEXIBLES Y DINÁMICOS BASADOS EN LA COLABORACIÓN REMOTA A TRAVÉS DE HERRAMIENTAS BASADAS EN LA NUBE”, SILVINA MOSCHINI, CEO DE INTUIC. TransparentBusiness, para ofrecerle a más de 200 em-presas que forman parte del programa teletrabajo (y a to-das las que deseen mejorar sus costos operativos) a manejar su fuerza laboral de manera flexible y eficiente para no perder visibi-lidad del progreso en el trabajo. “Todas estas prácticas van en-focadas a un acelerado aumento de la productividad, gracias a la transparencia y colaboración remo-ta”, afirma la consultora. También la obsesión de las empre-sas por darle un adecuado uso al tiem-po se traslada a las juntas directivas. El consultor y socio de Governance Con-sultants, Andrés Bernal Castiblanco, afirma que hoy existe una mayor riguro-sidad en las sesiones de estos organismos colegiados, que son los que definen el destino de las organizaciones. “En muchos casos no se le dedica tiempo a lo fundamental en reuniones que duran de tres a cinco horas y se pue-de enfocar en lo menos importante. Si no es una junta enfocada, solo es un organis-mo que coadministra y no aporta a la es-trategia de la compañía”, afirma Bernal. Pero, ¿cuál es la solución?, ¿menos reuniones, menos correos, más trabajo en casa?, ¿cómo aumentar la producti-vidad y que el tiempo no esté en contra? Para Anne Marie Zuerg, directora del Programa de la Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de la Sabana, no existe una camisa de fuerza para todas las empresas, porque todas tienen realidades diferentes. “Cada caso depende del momen-to empresarial y de la cultura. Si la MARZO 2015 21


CAPITAL HUMANO II
To see the actual publication please follow the link above